La Real Federación Española de Automovilismo ha emitido un comunicado explicando lo ocurrido en el Rali do Cocido con los N5 de RMC Motorsport. El equipo de Manuel Aviñó quiere que los pilotos continúen con sus programas.

“Manguetas”, posiblemente la palabra más repetida en las últimas 24 horas en el entorno de los aficionados a los rallyes en España. Una pieza que está presente en todos nuestros coches de calle, al igual que en los de competición, cumpliendo una función poco relevante pero necesaria. Una pieza que se ha convertido vital en los Campeonatos de España de Rallyes de Asfalto y Tierra, convirtiéndose en la debacle de la categoría N5 en al temporada 2018, especialmente en la modalidad de asfalto. Todo un torbellino de noticias que ha obligado a la Real Federación Española de Automovilismo ha explicar lo ocurrido.

En el comunicado emitido por Roberto Méndez este lunes, el empresario leonés acusa a la Real Federación Española de Automovilismo por dar ventaja a Suzuki y ARVidal con el reglamento para la categoría N5. El suelo de RMC Motorsport apuntaba a que estaba previsto permitir a los equipos fabricar las piezas en España, pero manteniendo unas dimensiones iguales para todos. Un argumento al que la Federación alega que el equipo conocía las normas, al igual que sus rivales:

“Durante todo el 2017 y en especial, durante los meses previos al inicio de la temporada, esta entidad propició que la fabricación de estas y otras muchas piezas de los vehículos N5 pudieran ser fabricadas en España, circunstancia que fue aprobada satisfactoriamente por los órganos de gobierno de la RFEdeA. Para ello, se mantuvieron diversas reuniones con RMC Motorsport y con el resto de fabricantes, con el fin de asesorarles en dicho proceso, y hacerles conocedores de los requisitos técnicos a tener en cuenta, los cuales conocen sobradamente”.

Desde RMC Motorsport se puntó al equipo Suzuki como uno de los grandes culpables de las descalificación de sus dos N5 en el Rali do Cocido, al igual que también se les ha acusado en temporadas anteriores de ir en contra de la formación leonesa. Una guerra abierta entre las dos empresas de la que la Real Federación Española de Automovilismo ha querido distanciarse, poniendo a los comisarios como únicos responsables de la verificaciones y el reglamento marcado para Lalín, donde estaba previsto verificar a los dos primeros de las categorías R5 y N5.

“La decisión de llevar a cabo estas y cualesquiera otras verificaciones técnicas en el ámbito de una prueba automovilística no viene dictada por la RFEdeA, sino que responde a un proceso que, de principio a fin, tiene lugar en el ámbito de las pruebas y viene dictaminada por los oficiales que actúan en la misma. En el caso concreto de este rallye, los comisarios deportivos acordaron que, entre otros, se deberían verificar los tres primeros clasificados del rallye y los dos primeros de los grupos R5 y N5. Tras el oportuno informe de los comisarios técnicos, son siempre los oficiales del colegio de comisarios deportivos los encargados de tomar la decisión más oportuna al respecto”.

Además en este comunicado han confirmado que han podido ponerse en contacto con Roberto Méndez, después de que ayer por la tarde el propio Manuel Aviñó confirmó a los micrófonos de Radio Marca Asturias que no había sido posible ponerse en contacto con el leonés, desplazado a Portugal para la primera cita del ERC. La Real Federación Española de Automovilismo quiere solventar la situación mediante el diálogo, intentando ayudar a RMC Motorsport para que sus coches cumplan con la normativa ya fijada, descartando así modificarlo para permitir que puedan correr sin modificaciones. Aunque no se han querido olvidar de los pilotos que tenían previsto correr la Copa N5, a los que anima a seguir compitiendo aunque no les da una solución clara. Así finalizaba el comunicado emitido esta mañana:

“Tras el contacto que el presidente de la RFEdeA ha mantenido con el responsable de RMC, se le  ha tendido la mano para seguir trabajando por y para este deporte, pero siempre dentro de la normativa vigente. Desde esta entidad, se quiere mostrarse todo el apoyo a los deportistas afectados, animándoles a que continúen en el campeonato, tal y como tenían programado.”