Tras el Gran Premio de Australia celebrado este pasado fin de semana, algunos temas siguen dando que hablar. Uno de ellos es lo que respecta al denominado “modo fiesta” que el equipo Mercedes utiliza en clasificación para extraer el máximo potencial de su motor a una vuelta.

Mecánicos de Mercedes trabajando en el monoplaza. Fuente: www.mercedesamgf1.com

El mapa motor diseñado por el equipo germano está creando controversia entre la gente que rodea al mundo de la Fórmula 1, y las reacciones no se han hecho esperar. La gran diferencia de rendimiento entre la clasificación y el mostrado en carrera hace que Mercedes esté siendo vigilado por el resto de equipos y ya de paso se ponga en duda la legalidad de dicho mapa motor.

Uno de los primeros en reaccionar a dicho tema ha sido el ex piloto de la escudería alemana Nico Rosberg. El campeón del mundo en 2016 ha sido tajante: “El botón fiesta, el botón mágico o como lo queramos llamar de Mercedes es el propio Hamilton. Bajar ocho décimas, no es tanto de motor, aunque también, pero el piloto tiene que mostrar mucha confianza en sí mismo. El botón es Mercedes y Hamilton en general, si el coche va bien no tienes por qué dar todo en Q1 o Q2, sino cuando cuenta y ahí hacer tu vuelta”.

Otro que conoce bien el equipo de Brackley es Paddy Lowe. El antiguo miembro de Mercedes y actual jefe técnico de Williams lo tiene muy claro. “¡No tenemos el modo fiesta aquí! Es interesante bromear con otros quizás, sugerir que existe uno. Pero no lo hay. Todos recibimos lo mismo, de eso estoy seguro. Pero aún vale la pena bromear con algunos… Suele haber una discusión sobre un modo extra de potencia que finalmente llega en la Q3. Todo el crédito es para los pilotos involucrados, ellos pueden ir más allá y lograr el resultado”, comentó el ingeniero británico.

Pero no todos piensan que este ‘modo fiesta’ sea solamente un bulo. Algunos rivales dudan de la legalidad de este mapa motor, como el doctor Helmut Marko, asesor del equipo Red Bull. “Mercedes está jugando con todos nosotros. Pueden decidir simplemente usando sus modos automáticos de potencia a qué distancia están de todos nosotros. Esta vez se han equivocado y lo han dejado muy evidente pasándose de distancia. Yo mismo fui a decirles a los de Ferrari: ‘Mercedes está a cinco décimas de vosotros’ y ellos dijeron que no. Todos están dormidos. Con estos motores, nadie puede vencer a Mercedes, están en un mundo aparte. Tenemos un buen coche en Red Bull, y es por eso que podemos estar más cerca de ellos, pero con estas regulaciones, la cosa va a ir así hasta 2021. Incluso Ferrari está despertando ya y se ha dado cuenta de que con estos motores nunca cogerán a Mercedes. Necesitamos más igualdad, la igualdad que siempre nos prometieron. Los motores están mucho más separados en lo que a calidad se refiere que el 3% que se había predicho. La FIA tiene que actuar ya”, ha declarado el austriaco respecto a las medidas que debe de tomar la Federación Internacional de Automovilismo.

Faltaba escuchar las declaraciones del principal protagonista de la historia, el tetracampeón del mundo Lewis Hamilton. El británico le ha quitado importancia al asunto y ha negado la existencia de un botón mágico para la clasificación. “En esa vuelta estaba en el mismo modo que en la vuelta anterior. Era cuestión de que los neumáticos tuvieran la temperatura adecuada y de que los sectores me salieran bien. Tuve buenos sectores, pero había que juntarlos. Se puede pensar que con los resultados que hemos tenido a lo largo de los años, esto hubiera sido la norma, pero fue intenso. Mi corazón estaba a mil, pero estoy muy contento con esa vuelta. Fue muy buena. Siempre estoy buscando la perfección y eso es lo más cerca que te puedes quedar. No tenemos un ‘modo fiesta’. Usé el mismo modo desde la Q2 hasta el final de la Q3. No hubo ningún modo extra ni ningún botón adicional que haya activado”.

Una cosa queda clara. El equipo Mercedes será observado con lupa tanto por rivales como por aficionados cada vez que tengan que afrontar una sesión de clasificación durante esta temporada.