El preparador Mellors Elliot Motorsport finalmente no intentará conseguir la homologación de la FIA para el Proton Iriz R5, que aspira a conseguir el veredicto del estamento internacional en verano. 

Finalmente sólo el Citroën C3 R5 pasará por la inspección de la Federación Internacional de Automovilismo para recibir el visto bueno esta semana, habitándolo así para competir en campeonatos como el Mundial de Rallyes o el Campeonato de Europa de Rallyes desde el mes de Abril. Mellors Elliot Motorsport, preparador que está llevando a cabo el proyecto de Pronton para regresar a los rallyes con un modelo R5, ha confirmado que esperarán hasta el verano para poder incluir más novedades en el Iriz.

Aunque en un principio estaba previsto que Citroën y Proton pasaran esta semana por la FIA para que sus dos R5 recibieran la homologación, tan sólo la marca francesa pasará por este examen. Proton ha decido retrasar la homologación del Iriz R5 hasta el mes de julio, junto con el Volkswagen Polo R5. El motivo de este cambio de planes viene motivado por la necesidad de seguir probando el coche e ir incorporando novedades a su mecánica, tal y como ha confirmado el CEO de MEM, Chris Mellors, al medio Rally-Magazine:

“Después de más pruebas, hemos encontrado muchas mejoras que aún queremos incorporar. Así que decidimos retrasar la homologación hasta el 1 de julio, en lugar de apurar todo. Proton tuvo la revisión del grupo A para el modelo base en Malasia la semana pasada y todo fue bien”.

La categoría R5 verá en este 2018 como a los modelos de Ford, Peugeot, Skoda, Citroën y Hyundai su suma el nuevo Citroën C3 R5 en abril y las opciones de Volkswagen y Proton en verano, que podría debutar en el Mundial de Rallyes en las citas de Alemania, Gran Bretaña o España. Aunque por el momento los malayos son los únicos que no han confirmado el interés de equipos europeos para adquirir unidades privadas, como si que ha ocurrido con los otros dos modelos que se homologarán este año.