José Antonio Suárez, Cohete, no se considera favorito para lograr el título en el Nacional de Asfalto a pesar de su experiencia en el Mundial de Rallyes. Su objetivo será hacerse notar en las tres citas mundialista de 2018.

Desde que surgieron los primeros rumores sobre el posible regreso de José Antonio Suárez al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, los aficionados celebraron esta posibilidad ya que supondría un gran aliciente para el campeonato. Unos rumores que se convirtieron en realidad gracias a la gente de Hyundai España, aunque Cohete no se siente favorito para arrebatarle el título a Iván Ares, ahora su compañero de equipo, y la adaptación al coche será su primer gran reto.

Comenzamos la semana con la gran noticia de que Hyundai España decidía confirmar aún más su apuesta por el Nacional de Asfalto con la incorporación de José Antonio Suárez a su equipo oficial. Un fichaje que ha causado un gran revuelo y, dada la experiencia internacional del piloto asturiano, muchos ya lo señalan como el gran favorito para convertirse en campeón a final de temporada. Un posición de la que Cohete se ha desmarcado en el programa Marca Motor Asturias esta semana, ya que se ve con las mismas opciones que su rivales:

“La gente, por mi experiencia en el Mundial, me intenta tildar de favorito y yo para nada me considero favorito. Soy un participante más y esta frase que últimamente repito mucho de que al final todos tenemos un coche, un copiloto, un casco, cuatro ruedas y un equipo. Cada uno que lo gestione de la mejor forma posible”.

Suárez afirmó en el programa radiofónico que su unidad del Hyundai i20 R5 aún se encuentra en las instalaciones de Alemania, ya que el equipo aún no lo ha terminado. Un coche que viajará a España a finales de esta semana o principio de la que viene hasta RaceSeven, con quienes realizará un test para tomar las primeras sensaciones con un i20 R5 que desconoce por completo. Cohete Suárez llegará a Sierra Morena con apenas un puñado de kilómetros a sus espaldas, pero confía en mostrar un ritmo ascendente a lo largo de la prueba andaluz y mostrar un buen nivel.

Además de competir en España, la apuesta de la marca le llevará a las citas de Portugal, Alemania y España dentro del Campeonato del Mundo de Rallyes, donde tiene un objetivo muy claro. José Antonio Suárez regresará así a un campeonato en el que no compite desde 2016, en esta ocasión con un Peugeot 208 T16 R5 con el equipo oficial, y su intención es regresar a un formación de fábrica, por lo que intentará mostrar su mejor cara para convertirse en compañero de Dani Sordo el año que viene. Estas han sido las declaraciones del praviano en Radio Marca Asturias:

“En el Mundial el objetivo principal es enseñarnos, mandar mensajes y que desde de Hyundai Alemania vean que merezco la pena y que el año que viene puedan hacerme un hueco en algunos de sus departamento”.