La magnífica actuación de Haas durante todo el fin de semana del GP de Australia ha hecho que McLaren y Force India se cuestionen la procedencia de esa “magia” que ha hecho que el equipo haya estado situado en la parte alta de la tabla.

Las previsiones decían que Haas iba a ser de los mejores equipos de la zona media de la parrilla, y así se cumplieron en el GP de Australia: consiguieron la sexta y séptima posición en la clasificación con Kevin Magnussen y Romain Grosjean, respectivamente, y en carrera se situaban en la cuarta y quinta plaza antes de que ocurriera el dramático fallo en los pit stops que obligó a ambos pilotos a retirarse.

Este salto de calidad que el equipo americano ha experimentado ha hecho que algunos equipos se cuestionen la procedencia de esta “mágica” evolución y también su relación con Ferrari, equipo que proporciona a Haas piezas que no son de fabricación propia y el uso de su túnel de viento. (La reglamentación prohíbe pasar o recibir información sobre piezas que supuestamente produce el propio equipo).

El jefe de operaciones de Force India, Otmar Szafnauer quiere que se discutan las reglas restrictivas sobre este tema en la próxima reunión del grupo estratégico de la F1.

“No sé cómo lo hacen, es magia. Nunca se ha hecho antes en la Fórmula 1”, decía Szafnauer. “Simplemente no entiendo cómo puede ser que un equipo que ha estado en este deporte por solo un par de años y sin recursos podría hacer un coche como este. ¿Ha sido magia? Sí es así, quiero la varita mágica.”

Fernando Alonso dejaba caer en Australia que el Haas de este año era una réplica de Ferrari, y Zak Brown decía a Motorsport que este asunto era “algo que necesita ser vigilado de cerca.”

“No tengo pruebas”, decía Brown, pero “todos sabemos que ellos tienen una alianza muy cercana con Ferrari y creo que necesitamos asegurarnos de que no es demasiado cercana. Puede haber cierta influencia, ciertamente hay algunas partes del coche que son muy similares al coche del año pasado. Pero es trabajo de los ingenieros y de la FIA mirarlo más de cerca.”

Szafnauer y Brown son los que han mostrado su opinión sobre el tema, pero están convencidos de que otros muchos equipos están de acuerdo en que se investigue esta relación.

“Todas las superficies aerodinámicas tienen que ser tuyas”, volvía a decir Szafnauer. “Si no lo son, no sé cómo lo puedes saber si no lo investigas. La verificación técnica solo indica que se ajusta a la reglamentación. ¿Esa pieza es tuya o ha sido idea de algún otro? Esa es la pregunta real. Y no sé cómo responderla. Quizás es de ellos, solo es una sospecha, pero ¿cómo puedes tener esos conocimientos y técnica sin la historia, las herramientas y las personas adecuadas?”.

Por supuesto, Ferrari niega las acusaciones y dicen que no están haciendo nada que no esté permitido. Veremos en qué queda todo esto.