La Fórmula 1 ha estrenado en el Gran Premio de Australia un nuevo ranking que valora la actuación de los pilotos. El Power Ranking elabora una clasificación de 10 pilotos en función de su rendimiento a lo largo del fin de semana.

Magnussen es el primer líder del Power Ranking | Foto: F1

La Fórmula 1 está de estreno. Como novedad para 2018, un equipo de expertos valorará la actuación de cada piloto para elaborar un ranking. No se han desvelado las variables que tienen en cuenta, aunque teóricamente eliminan el coche de la ecuación y valoran únicamente al piloto. Con los puntos de cada carrera se elaborará una clasificación. A pesar de que Fernando Alonso fue elegido piloto del día por los aficionados, los expertos tienen una opinión diferente y han otorgado a Kevin Magnussen el liderato tras la primera ronda.

Clasificación del Power Ranking

1. Kevin Magnussen: el danés no cometió un solo error durante todo el fin de semana en Melbourne. Si su vuelta de clasificación fue magnífica, su salida fue posiblemente aún mejor. Adelantar a otro piloto por el exterior de la curva 1 es digno de elogio, pero quizás aún más cuando se trata de Max Verstappen. Lo más impresionante fue que no tuvo problemas para mantener al Red Bull a raya. Una tuerca le quitó un cuarto puesto que él y el equipo Haas merecían.

2. Lewis Hamilton: fue el más rápido en cada sesión (a excepción de los últimos libres). La victoria en Melbourne aparentemente le pertenecía. Pero el campeón del mundo fue superado por la tecnología. Un error de software al calcular la brecha que necesitaba para retener el liderato después del Virtual Safety Car le quitó el triunfo. Hasta ese momento, el británico había pilotado sin errores, consiguiendo una vuelta realmente espectacular en la clasificación y controlando la carrera con frialdad.

3. Fernando Alonso: votado como Piloto del Día al aguantar a Max Verstappen detrás para darle a McLaren su mejor resultado desde el Gran Premio de Estados Unidos en 2016, e igualar su mejor resultado en tres años con Honda. Cometió un error en la clasificación, lo que se tradujo en quedar fuera de la Q3. Pero aprovechó la mala suerte de los demás para terminar quinto y comenzar la nueva era con Renault con un resultado positivo. Incluso encontró tiempo para animar a su ingeniero en medio de la carrera.

4. Kimi Räikkönen: rara vez ha eclipsado a su compañero de equipo en Ferrari, pero Melbourne fue una de esas ocasiones en las que Iceman realmente parecía tener la sartén por el mango. Fue el piloto más rápido en los entrenamientos y la clasificación. Casi con toda certeza hubiese terminado por delante de Vettel en carrera si éste no se hubiese beneficiado del Virtual Safety Car. Suele ir bien en Melbourne. Fue una actuación alentadora que augura buenas sensaciones para Ferrari en el campeonato de constructores.

5. Romain Grosjean: superado por su compañero de equipo en Haas (Magnussen) cuando importaba. Aún así la actuación de Romain Grosjean sigue siendo una de las mejores. Un poco por detrás del danés en la clasificación, Grosjean mostró un buen ritmo durante toda la carrera y se defendió bien de Ricciardo. Merecía al menos la quinta posición, pero sufrió el mismo destino que su compañero de equipo, dejándolo angustiado mientras se bajaba del coche.

6.Charles Leclerc: nunca es fácil impresionar en un equipo que está en la parte trasera de la parrilla, especialmente uno que se está acostumbrando a trabajar con un nuevo concepto de coche, pero Charles Leclerc lo logró en su debut en la Fórmula 1. El joven monegasco estuvo bien contra un experimentado compañero de equipo todo el fin de semana, manejando bien sus neumáticos e incluso logrando un adelantamiento o dos en la carrera. Un comienzo más que sólido para lo que podría ser una brillante carrera.

7. Daniel Ricciardo: las esperanzas de Ricciardo de convertirse en el primer australiano en subirse al podio en su casa sufrieron un duro golpe antes de que realmente comenzase el fin de semana. Tuvo una penalización en parrilla por exceso de velocidad con bandera roja en los libres. A pesar de su obvia frustración, se recuperó bien en la carrera, apenas cometiendo errores. Su adelantamiento a Nico Nülkenberg y la vuelta eléctrica en carrera sirvieron para resaltar el máximo potencial de Red Bull.

8. Nico Hülkenberg: el piloto de Renault tardó un poco en destacar en Melbourne, pero después de un duro viernes, el alemán encontró el camino para clasificar en buena posición y ​​ganar a su compañero de equipo, Carlos Sainz. Fue adelantado por un inspirado Ricciardo en la carrera, pero no pudo hacer nada con Fernando Alonso y Max Verstappen, que le pasaron durante el período de Virtual Safety Car. De todas formas fue un sólido comienzo de temporada.

9. Marcus Ericsson: el futuro de Marcus Ericsson en la Fórmula 1 parecía muy negro al final de la temporada pasada, pero en Melbourne parecía un piloto renovado. El jefe de Sauber, Frédéric Vasseur, elogió al sueco después de su vuelta en la clasificación, cuando se quedó cerca de pasar a la Q2. Su carrera duró solo seis vueltas, debido a un problema con la dirección asistida, pero su rendimiento en ese corto período de tiempo fue lo suficientemente bueno como para meterse en el top 10 del ranking.

10. Sebastian Vettel: a algunos les puede parecer extraño que el ganador de la carrera esté tan abajo en el ranking, pero muestra la fortaleza de algunos de sus rivales en Melbourne. Admitió un error en la clasificación y no pudo igualar el ritmo de Räikkönen durante la mayor parte del fin de semana. Pero aprovechó la oportunidad que le dio el Virtual Safety Car y no cometió ningún error a partir de entonces. Que ganase incluso cuando no estaba pilotando a su máximo nivel también puede considerarse una ventaja.