El equipo alemán llega a la segunda carrera de la temporada con una sensación amarga después de lo ocurrido en Australia. Lewis Hamilton tratará de volver a lo más alto del podio, mientras que Valtteri Bottas intentará repetir la pole que consiguió la temporada pasada. Mercedes quiere demostrar que sigue mandando en la Fórmula 1.

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas esperan rendir a un buen nivel en Bahréin. Mercedes.

Así llegan los pilotos a Bahréin

Lewis Hamilton comenzó la temporada en Australia con un segundo puesto. El piloto británico, que partía desde la pole, dominó la carrera sin problemas hasta la salida del Virtual Safety Car provocado por Romain Grosjean. Ahí, se vio superado por Sebastian Vettel, al que no pudo adelantar en las vueltas finales. Hamilton ocupa la segunda posición en el Mundial de Pilotos con 18 puntos.

Valtteri Bottas espera mejorar sus sensaciones después de un fin de semana decepcionante en Australia. El piloto finlandés cometió un error en la última sesión de clasificación, lo que sumado a una penalización por sustituir la caja de cambios hizo que partiera desde la 15ª posición. En carrera, las dificultades para adelantar hizo que Bottas sólo pudiera remontar hasta la octava posición. Ocupa la octava posición en el Mundial de Pilotos con 4 puntos.

Así llega Mercedes a Bahréin

El equipo alemán llega a Bahréin para demostrar que sigue mandando en la Fórmula 1. En Australia, un fallo de equipo les hizo perder la victoria en favor de Vettel a pesar de que Mercedes había sido el equipo más rápido todo el fin de semana. Así, el equipo necesita regresar al trono en el segundo Gran Premio de la temporada. Mercedes ocupa la segunda posición en el Mundial de Constructores con 22 puntos.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de la web de la Fórmula 1 (traducción propia).

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas no han realizado declaraciones previas a este Gran Premio.

Toto Wolff:

Sospechamos que la nueva temporada sería una lucha muy reñida y la primera carrera confirmó esas sospechas. Cometimos errores y no funcionamos al máximo, y eso nos recordó que esta es la categoría más dura del mundo, donde cada error es castigado. Duele dejarse todos esos puntos, especialmente porque sabemos que tuvimos el ritmo para ganar en Australia. Ya en la fábrica, hicimos lo que siempre hacemos después de un fin de semana difícil. Nos aseguramos de comprender qué fue lo que nos salió mal y llevamos a cabo un proceso para no repetir ese mismo problema en el futuro. Estos momentos dolorosos son experiencias de aprendizaje. Los errores se convierten en un entrenamiento.

Esperamos que Bahréin sea otra fin de semana desafiante, aunque los desafíos serán de una naturaleza completamente diferente. La carrera en el desierto es complicada porque las condiciones cambian drásticamente entre las sesiones. Los Libres 1 y 3 son de día, mientras que la clasificación y la carrera son después del atardecer, por lo que son más frescas. Eso hace que sea muy difícil encontrar el set-up correcto. En Bahréin, la potencia es crucial por sus largas rectas. En Melbourne vimos que Ferrari era muy rápido, así que espero que sea una batalla cercana. Hemos visto grandes carreras en Bahréin en los últimos años, especialmente con nuestros pilotos en 2014, así que pienso que podemos esperar un fin de semana emocionante y competitivo.