El equipo Haas viene de igualar su mejor resultado en F1 con un quinto puesto en manos de Kevin Magnussen y el trazado chino puede adaptarse bien a las características del monoplaza americano. El objetivo para los de Kannapolis es volver a sumar puntos tras la carrera del domingo.

Fuente: www.haasf1team.com

Así llegan los pilotos a China

Kevin Magnussen: el danés llega con la moral por las nubes después de la magnífica carrera que hizo el domingo pasado en Bahréin. Ese quinto puesto es más que los puntos logrados, es la reafirmación del trabajo bien hecho a pesar de la controversia que está causando el monoplaza del equipo estadounidense. 

Romain Grosjean: no está teniendo suerte el francés en el comienzo de esta temporada. Un abandono y un decimotercer puesto es el balance de Grosjean, que quiere y espera cambiar esa tendencia negativa durante este fin de semana. 

Así llega Haas a China

Después de una primera carrera decepcionante con dos abandonos por fallos en el pit-stop y una segunda con un magnífico quinto puesto, Haas quiere seguir creciendo y demostrar que puede liderar el grupo medio de los equipos de la parrilla. Además, las características del trazado con sus largas rectas pueden beneficiar y mucho al monoplaza del equipo más joven de la parrilla.

Expectativas para el Gran Premio

Declaraciones extraídas de www.haasf1team.com (traducción propia)

Romain Grosjean

“Shanghái es una pista difícil porque es muy diferente de las dos primeras carreras del año. Adelantar en Shanghái no es imposible. Hay una larga recta con DRS que ayuda a las maniobras de adelantamiento. En general, si el coche es bueno en clasificación, la carrera debería ser bastante buena. Si no, entonces en la carrera vas a sufrir. Si clasificas entre los 10 primeros, deberías terminar entre los 10 primeros. Si no, es más difícil. He tenido buenos coches en Shanghái, por lo tanto, he podido ganar puntos. Me gustan las curvas de alta velocidad. Es simplemente una parte increíble. Tienes que trabajar mucho en los neumáticos delanteros, y no es fácil encontrar la trazada perfecta. Adelantar en China siempre es bueno, siempre es emocionante. El equilibrio es realmente difícil de encontrar porque es muy exigente con los neumáticos delanteros, lo que lo hace complicado. Una de las principales preocupaciones es tratar de encontrar la manera de sacar lo mejor de los neumáticos delanteros”.

Kevin Magnussen

“Shanghái es un circuito realmente bueno para adelantar. Siempre ofrece muchas oportunidades. Mi parte favorita son las curvas 7 y 8, las rápidas en el sector central. Es una muy buena sección de la pista. Es un lugar bastante único, donde aceleras muy rápido y luego tienes que detener el coche en la siguiente curva a baja velocidad”.