La segunda cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto dará comienzo a la que será la gran batalla esta temporada, en la que Miguel Ángel Fuster se las tendrá que ver con los tres Hyundai i20 R5 de la filial española.

 

Si pensábamos que este año nos íbamos a aburrir en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, nada más lejos de la realidad. Aún con la falta de unidades R5 de las marcas Skoda, Peugeot o Citroën, la batalla entre las filiales de Hyundai y Ford se presenta como el gran atractivo para este año, y Sierra Morena nos dejará el primer gran asalto del año. Iván Ares, Surhayen Pernía y Cohete Suárez, compañeros de equipo pero rivales entre sí, se las tendrán que ver con todo un cinco veces campeón de España como Miguel Ángel Fuster. ¿Alguien se atreve a apostar?

Apenas quedan horas para que la segunda para del Nacional de Asfalto, el Rallye de Sierra Morena, se ponga en marcha y todas las miradas están puestas sobre cuatro coches: tres Hyundai i20 R5 y un Ford Fiesta R5. Después de la primera toma de contacto con los tramos por parte de Iván Ares, Surhayen Pernía y Miguel Fuster en el Rali do Cocido, que se saldó con la victoria del gallego, el certamen llega al sur con la incorporación de Cohete Suárez como gran atractivo por su pasado en el Mundial de Rallyes y el Europeo.

Iván Ares parte como el gran favorito y el rival a batir para todos. El Lalín demostró que el demoledor ritmo que mostró la pasada temporada sigue ahí y que el Hyundai i20 R5 y la dupla que forma con José Pintor son uno. Desde que lograron la victoria en la cita gallega, Ares Racing ha estado presente en la Escuela PTC con el i20 para un evento televisivo, donde además pudieron trabajar con el coche de cara a Córdoba, y disputó la primera cita del Campeonato de España de Autocross. Intensas jornadas de trabajo que permiten a Iván Ares llegar al 100% a Córdoba, tal y como el propio piloto ha admitido en su comunicado de prensa:

“Llegamos en un gran estado de forma, tanto físico como a nivel competitivo. Nos espera una carrera donde los rivales van a salir a por todas para intentar batirnos, nosotros jugaremos nuestras bazas e intentaremos pelear desde el principio por seguir demostrando que podemos ser rápidos y regulares. Tengo la espinita clavada del año pasado, ya que acabamos en tercera posición tras un susto en el último tramo. espero poder mejorar esa posición y poder devolver a todos los que hacen posible nuestro proyecto deportivo el mejor resultado posible.”

Con otra unidad del i20, y buscando resarcirse del mal resultado en el Rali do Cocido, estarán Surhayen Pernía y Rodolfo Peñate. El piloto cántabro viene de un cero en Galicia, donde ni siquiera pudieron salir a tramo después de un accidente en el shakedown que dañó la caja de cambios de su coche, por lo que esperan poder dar el do de pecho en el Sierra Morena, como ya hizo el año pasado, para sumar los primeros puntos. Mientras que el tercer coche, que se estrena este fin de semana, estará en manos de la dupla norteña formada por José Antonio Suárez y Cándido Carrera. Cohete inicia así su nueva etapa como piloto oficial de Hyundai, con quienes buscará completar el dúo de títulos que dio comienzo en 2017 con Peugeot en el Nacional de Tierra, logrando el título con un 208 N5 de RMC Motorsport. El asturiano se marca la cita de Córdoba como el primer gran test con el coche, pero su pasado internacional ya le perfila como uno de los grandes favoritos.

Tres equipos que tendrán en Ford su gran rival: Miguel Ángel Fuster. El alicantino ya demostró en Lalín, donde no esperaba grandes resultados, que seguía teniendo ritmo con el Fiesta R5 y en el Sierra Morena espera poder estar arriba. El piloto oficial de la marca del óvalo llega con un nuevo equipo tras la polémica de RMC Motorsport, pero Fuster se quiere alejar de toda esta situación y centrarse en correr, lo que de verdad le gusta. Tras los reconocimientos de esta semana tuvo unos minutos para los compañeros de La Tula Sport, con quienes compartió las siguientes impresiones de cara a la prueba andaluza:

“Hace 3 años que no venimos a correr aquí. Hay algunos tramos que son igual. Hemos recuperado Obejo que no me acordaba de él, está muy diferente y muy ancho. Es un rallye que me gusta y voy cómodo”.

“Es un coche que está claro que es el más antiguo de la categoría, teniendo su parte buena y mala. Su evolución ya hace año y pico que llegó y ya no tiene más. Luchamos contra coches de última generación como es la artillería de Hyundai que hay que son un poquito más potentes”.

Duelo de marcas, de pilotos y de preparadores. Hyundai no ha focalizado sus tres programas bajo una misma empresa y serán Ares Racing, Vallejo Racing y RaceSeven los encargados de gestionar las tres unidades; mientras que Miguel Fuster ha confiado en Enrique García Ojeda para gestionar esta nueva aventura con Ford. Además habrá batalla de neumáticos, ya que Ares y Pernía contarán con las gomas de Pirelli y Cohete y Fuster se mantienen fieles a Michelin.

Esta claro que los favoritos, tanto para esta prueba como para el título absoluto, están dentro de estos cuatro programas oficiales. Pero no podemos olvidarnos de unos grandes animadores del Nacional de Asfalto como serán los N5, y más croncretamente Suzuki. La marca japonesa contará con dos Swift R+, estrenando Joan Vinyes la nueva versión ‘Sport’, y aunque no parecen un rival directo si las condiciones lo permiten estarán en la batalla por el podio, bloqueando unos puntos que podrían ser decisivos si los de arriba fallan. Todo ello a la espera de que llegue una solución a la situación entre la Federación y RMC Motorsport, que podría provocar la llegada de un buen número de unidades N5 y algunas con respaldo oficial con filiales como Kia o Renault.