Pasos pequeños pero firmes, esa es la fórmula que quiere aplicar el equipo Williams para salir de la situación complicada en la que están inmersos durante estos últimos meses. Sus dos pilotos han sido capaces de cruzar la bandera a cuadros sin sufrir ningún contratiempo, aunque no han sido capaces de poder luchar por acercarse a zona de puntos. Sirotkin terminó decimoquinto y Stroll decimocuarto.

Fuente: www.williamsf1.com

Así se van los pilotos de China

Lance Stroll: gran salida del canadiense que ganó muchas posiciones, pero con el coche de seguridad se vio relegado de nuevo a la zona media baja de la parrilla. Con la estrategia de una parada que tenían planeada dentro del equipo las opciones de Lance de haber puntuado eran altas después de su buena salida. Al final, decimocuarto pero con la satisfacción de haber mejorado respecto a Bahréin. Continúa sin puntos en el campeonato.

Sergey Sirotkin: no ha sido una carrera sencilla para el ruso. Salir desde la parte final de la parrilla tiene sus complicaciones y Sergey puede dar fe de ello. Al igual que a su compañero de equipo, también le perjudicó el coche de seguridad, tanto es así que desde el muro tuvieron que cambiar su estrategia de una parada a dos. Finalmente fue decimoquinto, no sin dificultades. En lo que llevamos de 2018 el debutante tampoco ha logrado sumar ningún punto en el Mundial.

Así se va Williams de China

Las sensaciones han sido buenas a pesar del resultado discreto logrado hoy. Pero como bien han dicho en Williams, al menos han podido competir en condiciones, algo que no pudieron hacer en Bahréin hace tan solo una semana. Ahora toca centrarse en la próxima carrera, que será dentro de dos semanas en el primer trazado europeo de este 2018, en Azerbaiyán. Hasta esa cita, es seguro que el trabajo en Grove será intenso analizando los datos recogidos durante este fin de semana. Se mantienen como el único equipo que no ha estrenado su casillero de puntos esta temporada.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de www.williamsf1.com (traducción propia)

Lance Stroll

“De nuevo hice una buena salida y, al igual que en Bahréin, al comienzo pude recuperar cinco o seis posiciones. Luego, después de eso, creo que rodamos al máximo de lo que podía dar el coche. No tuvimos mucha suerte con el coche de seguridad, porque los pilotos que iban por delante a dos paradas consiguieron una parada ‘gratis’. Creo que podíamos haber vencido a los Force India hoy, no en ritmo puro, sino con la buena salida que hicimos. Fue una lástima, pero estoy muy contento con la carrera. Hemos hecho nuestra estrategia y creo que lo hemos dado todo hoy”.

Sergey Sirotkin

“Fue una carrera difícil. No tenía nada que perder, así que tuve que luchar al principio. Traté de ganar algunas posiciones, pero cuando estás en el medio de la parrilla es difícil hacer algo y creo que podría haberlo manejado mejor. Después, realmente sufrí para encontrar el ritmo. Fue bastante difícil encontrar la ventana de trabajo del neumático y tuve un primer stint muy difícil. En algunos momentos, cuando estaba con aire limpio durante algunas vueltas, se estabilizaba un poco, pero en general era realmente complicado. Pusimos un nuevo juego de neumáticos medios y luego blandos nuevos tras del coche de seguridad. No sé qué les pasó pero tenían mucho menos agarre que los medios, así que perdimos bastante ahí, y luego solo traté de llegar al final de la carrera”.

Paddy Lowe, director técnico

“Aunque no conseguimos grandes resultados, y desde luego no estuvimos en los puntos, teniendo en cuenta dónde estábamos en Bahréin es fantástico tener dos coches en meta en 14º y 15º lugar. Hoy ciertamente podemos decir que estábamos en la carrera, mientras que en Bahréin ni siquiera fuimos capaces de competir, por lo que es algo mucho más positivo para todos y algo sobre lo que podemos partir en las próximas semanas. Ambos coches tuvieron una muy buena salida, con Lance sacando el mayor beneficio entre las curvas uno y dos. Llegó a estar 12°, con Sergey 15º. Siempre planeamos hacer una parada y poner el neumático medio, y nos quedamos con eso ya que nos estaba funcionando muy bien. El coche de seguridad no nos ayudó mucho, pero aprovechamos la oportunidad para poner a Sergey el neumático blando, que parecía ser mejor neumático. En ritmo pudimos vencer a los Sauber, y a través de la estrategia pudimos vencer tanto a los coches de Toro Rosso como al Haas de Grosjean”.