Difícil Gran Premio de China para el equipo Ferrari. Sebastian Vettel finalizó en el octavo puesto después de ser golpeado por Max Verstappen en los últimos instantes de carrera. Por su parte, Kimi Räikkönen rescató un podio al cruzar la meta en tercera posición, por detrás de Ricciardo y Bottas. ” Le di espacio por si acaso bloqueaba sus neumáticos, pero aún así nos chocamos. Creo que se dio cuenta de que estaba equivocado. Ambos tuvimos la suerte de continuar, pero no fue una maniobra necesaria”, explicó el alemán tras la carrera.

Así se van los pilotos de China:

Sebastian Vettel: a pesar de arrancar desde la ‘pole’ el alemán no tenía por delante una carrera sencilla. Las diferentes estrategias de los pilotos de la parte alta de la tabla y el desgaste de los neumáticos abrían el abanico de opciones para los seis primeros clasificados. La estrategia no fue la mejor para conservar el liderato y tras los primeros pasos por boxes se vio en segunda posición, tras Valtteri Bottas. Tras el coche de seguridad perdió la ventaja obtenida hasta ese momento y los ataques de los Red Bull pusieron en duda su aparición en el podio. Un error de Max Verstappen al tratar de superarle en la curva 14 dañó su Ferrari y perjudicó sus opciones. Finalmente fue superado por Nico Hülkenberg y Fernando Alonso y tan sólo pudo ser octavo, por delante de Sainz. A pesar de este pobre resultado, Sebastian Vettel conserva el liderato en el Campeonato: suma 54 puntos, nueve más que Lewis Hamilton.

Kimi Räikkönen: el finlandés pasó por numerosas situaciones a lo largo de la prueba. Arrancó mal, cayó hasta el cuarto puesto y perdió aún más terreno tras la primera parada. Fue el encargado de frenar a Valtteri Bottas para facilitar a Vettel la recuperación del liderato de la carrera. La locura final devolvió a Räikkönen al tercer escalón del podio. El finlandés repite así el resultado obtenido en Melbourne y suma 30 puntos en la clasificación general (es quinto clasificado), ocho más que Alonso y Hülkenberg y siete menos que Daniel Ricciardo.

Así se va Ferrari de China:

Shanghái dictó sentencia a la brillante racha de Ferrari. Los de Maranello, que habían vencido en Australia y Bahréin, no pudieron sumar el trío de triunfos en este comienzo de 2018. Las decisiones estratégicas no fueron brillantes en su tarea de defender la primera línea conseguida el sábado. Así, el Gran Premio de China se convierte en el peor para los de la Scuderia en la presente temporada: han sumado 19 puntos entre sus dos pilotos, frente a los 25 de Bahréin y los 40 de Australia. La igualdad entre Mercedes y Ferrari se manifiesta tanto en la pista como en la clasificación de escuderías: los de Brackley aventajan en un punto a los italianos.

Impresiones del Gran Premio:

Declaraciones extraídas de la web oficial de Ferrari (traducción propia)

Sebastian Vettel:

“Tuve la suerte de terminar mi carrera. Después de una colisión como la que tuve, creo que podríamos habernos detenido allí. Obviamente, fui afortunado porque el automóvil aún funcionaba. Perdimos la ventaja después de la parada en boxes y eso no fue lo ideal. Estábamos bastante seguros de que hubiéramos salido al frente, pero no lo hicimos. El momento del ‘Safety Car’ fue malo tanto para mí como para Valtteri, porque no tuvimos oportunidad de reaccionar. Después de eso, estaba claro que Red Bull era más rápido y creo que no tenía sentido resistir mucho por la forma en que Daniel se acercaba por detrás, y luego, lo mismo sucedió con Max. Le di espacio por bloqueaba sus  neumáticos, pero nos chocamos. Creo que se dio cuenta de que estaba equivocado. Ambos tuvimos la suerte de continuar, pero no fue una maniobra necesaria. Sin embargo, me gustó el hecho de que vino a mí inmediatamente porque esa es la manera de resolver cosas como esta, cara a cara. Pero obviamente, este no es el resultado que estábamos buscando”.

Kimi Räikkönen:

Fue una carrera bastante dolorosa y no muy agradable. Al principio tuve un buen arranque, pero luego tuve que retroceder y esto me costó algunos lugares. Después de la parada en boxes, el coche fue bastante rápido y la sensación fue buena; en ese punto estábamos atrás, pero pude ver los otros coches al final de la recta. El coche de seguridad nos ayudó, en ese momento teníamos gomas nuevas. Yo diría que nos llevó de vuelta en la carrera. Al final tuve una velocidad decente con los medios contra los chicos que tenían los mismos neumáticos, pero acercarme a ellos e intentar seguirlos fue realmente complicado. Seguramente fuimos más rápidos que Valtteri, pero cuando te acercas se vuelve más difícil, pierdes tanto agarre en el proceso y pierdes tanta carga aerodinámica, especialmente en este tipo de circuito. No pude tener suficiente. Hoy ocupamos el tercer lugar, pero obviamente cuando comienzas desde la primera fila está lejos de ser ideal. Intentaremos hacerlo mejor la próxima vez”.