Tres han sido los elementos claves hoy en China: la estrategia, Gasly y Verstappen. Y los tres han dado la primera victoria de la temporada a Red Bull y en concreto a Ricciardo tras un carrerón suyo. En el podio le han acompañado Bottas y Räikkonen. A Vettel lo encontramos en la octava posicion, justo por detrás de Alonso.

Ricciardo gana el Gran Premio de China

El Gran Premio de China ha sido una carrera loca dónde la locura de dos pilotos ha decidido en parte la carrera, además de, por fin, una buena elección de neumáticos de Pirelli que nos ha dejado una carrera estratégica cuando los adelantamientos escaseaban. Y después, ha llegado la locura provocada por dos movimientos locos de Gasly y Verstappen.

La estrategia manda en la primera parte de la carrera

Pero vayamos por partes. En la salida, Bottas ha conseguido colarse a Räikkonen en la primera curva. El piloto de Ferrari había sido estrangulado por su compañero de equipo previamente en un legal pero quizás demasiado agresivo movimiento de Vettel. Mientras tanto, un desconocido Hamilton se limitaba a guardar la posición, sin atacar lo más mínimo. Por detrás, Fernando Alonso volvía a hacer una gran salida y se ponía 11º, a las puertas de los podios. Por contra, Pérez, que salía octavo, se veía de repente en la posición 13º, en una primera vuelta nefasta del piloto mexicano.

A partir de ahí comenzaba la lucha por la supervivencia de los neumáticos. Los pilotos con el neumático ultrablando intentaron alargar la parada lo máximo posible y de hecho lo consiguieron, entrada en torno a la vuelta 18. Debido a esto, la diferencia con los pilotos que llevaban el neumático blando no se notó demasiado, ya que tuvieron que entrar pocas vueltas después.

En este baile de boxes vimos algunos movimientos claves. Por un lado, Red Bull hacía una doble parada perfecta y conseguía colocar a sus dos pilotos más cerca de los pilotos que perseguían. Pero, sin duda, el movimiento clave fue el de Mercedes, que consiguió colar a Bottas por delante de Vettel y le robaba la primera posición al alemán, liderando virtualmente la carrera. No la lideraba realmente porque Räikkonen era junto a Alonso y Stroll, que no habían parado todavía. Poco después, tras adelantar al piloto de Ferrari, Bottas si que lideraba la carrera.

Gasly provoca el coche de seguridad y rompe la carrera

Hasta aquí la parte estratégica de la carrera. Pocas vueltas después de parar Alonso, Gasly se tiraba contra Hartley en un movimiento imposible, rompiendo su alerón delantero contra el neumático de su compañero de equipo y dejando mucha suciedad en la pista. Esta suciedad provocaba que tuviese que salir el coche de seguridad a la pista, rompiendo todo lo que había pasado en la carrera hasta ese momento. Gasly fue sancionado con diez segundos posteriormente. Se ha tomado demasiado a pecho el francés aquello de que ahora pueden luchar.

Gasly choca contra su compañero de equipo, Brendon Hartley

Aprovechaban muchos coches para entrar, entre ellos los Red Bull, que ponían un neumático blando nuevo contra el neumático medio ya usado de los Ferrari y los Mercedes. La idea: quitar las pegatinas a los equipos de arriba y luchar por la victoria.  Y se relanzaba la carrera y para sorpresa de todos, el que arrancaba las pegatinas a alguien era Fernando Alonso, que se ponía 9º tras adelantar a Grosjean en la recta principal. Tras la vuelta de relanzamiento, los Red Bull se lanzaban al ataque.

Ricciardo adelantaba a Räikkonen sin DRS y se ponía 5º. Bottas había conseguido mantener la posición con Vettel pero ambos pilotos miraban hacia atrás con recelo ya que veían como Verstappen se pegaba a Hamilton, en la lucha por el 3º puesto. Pero el holandés demostró una vez más que no tiene la cabeza del todo centrada, y se iba fuera en la curva 7 al intentar adelantar de cualquier forma a Lewis Hamilton. Ricciardo le quitaba el 4º puesto a su compañero de equipo y adelantaba a Hamilton  de forma espectacular en la penúltima curva del circuito, tirándose con todo pero haciéndolo de forma controlada.

Verstappen se carga a Vettel

Por detrás, Verstappen se pegaba de nuevo a Hamilton y ahora si lo adelantaba sin problemas. Se ponía 4º el holandés mientras que su compañero de equipo se ponía 2º al adelantar a Vettel y se lanzaba al alerón trasero de Bottas. Y aquí llegaba la segunda locura tras la locura de Gasly, quizás no tan decisiva pero si más espectacular. Verstappen, en la misma curva dónde Ricciardo adelanta antes a Hamilton, se tira con  todo a por Vettel, impactado con dureza contra el monoplaza del alemán. Los dos trompeaban y Räikkonen recuperaba posiciones, incluso con Hamilton que había tenido que evitar el accidente.

El piloto holandés de Red Bull seguía sin daños en su monoplaza, pero Vettel perdía mucho ritmo viéndose incluso adelanta por Hülkenberg. El piloto de Renault ha hecho otra carrera a la que nos tiene acostumbrados esta temporada, a la chita callando se ha colocado sexto, sumando puntos muy valiosos.

Verstappen choca contra Vettel y ambos trompean

Y poco después de este accidente, otro adelantamiento magistral de Ricciardo le ha colocado primero. Bottas ha hecho una gran carrera pero el adelantamiento del australiano estaba ejecutado a la perfección. A partir de aquí, Ricciardo tiraba y hacía imposible que Bottas le devolviese la moneda. Ricciardo se enfilaba hacia la primera victoria de la temporada para él y para Red Bull. Mientras tanto, Verstappen era sancionado con diez segundos por el accidente con Vettel.

Al final de la carrera el máximo aliciente fue ver a Bottas y Räikkonen luchar por la tercera posición y a Vettel y Alonso por la séptima. Bottas consiguió su premio y pudo mantener la segunda posición, en una gran carrera del piloto de Mercedes, que le ha mojado completamente la oreja a Hamilton, que terminaba cuarto.

Alonso persigue a Vettel antes de adelantarle

Alonso, en cambio, si era capaz de adelantar a Vettel con un adelantamiento perfecto por el exterior tras varios intentos fallidos en las rectas del circuito. El español se colocaba séptimo al final de la carrera y se quedaba a tan solo dos décimas de ser sexto, por la sanción de Verstappen.

En los últimos momentos de la carrera veíamos a Sainz luchar con Vettel, pero la carrera se acababa y el alemán conseguía mantener la octava posición. El español ha mejorado el rendimiento este fin de semana pero no ha conseguido encontrar el ritmo al coche todavía, al contrario que su compañero de equipo que está haciendo un inicio de temporada perfecto.

Magnussen conseguía la última posición de puntos, en un fin de semana complicado para los Haas que no han tenido el ritmo necesario para luchar con McLaren y Renault. Peor todavía les ha ido a Force India, que se han quedado a las puertas de los puntos con sus dos coches.

Hemos vivido una carrera espectacular, en seco y sin necesidad del DRS. Próxima parada: Azerbaiyán, en dos semanas. Ojalá veamos una carrera parecida.

Tabla de tiempos

tiempos china