José Álvarez se convierte en el primer líder de la Dacia Sandero Rallye Cup después de la victoria en Sierra Morena, cita inaugural de la copa más modesta del Nacional de Asfalto. Barredo y Bueno muy lastrados por los pinchazos.

Si en Lalín era la Copa Suzuki Swift la que daba el pistoletazo de salida, en el Rallye de Sierra Morena ha sido Renault Sport España quienes abrían la temporadas en sus copas de promoción, entre ellas la más modesta del certamen nacional: la Dacia Sandero Rallye Cup. Una prueba en la que los problemas estuvieron a la orden del día para los equipos de la Dacia, entre los que triunfó la dupla asturiana formada por José Álvarez y Dessiré García.

La cita andaluza se iniciaba con el scracth del local Alberto Bueno, que pasada de los más alto al abandono en tan sólo unos kilómetros debido a dos pinchazos en su Dacia en la primera pasada por Villaviciosa, lo que le obligaba a abandonar y reengancharse al día siguiente. Con este prematuro abandono, era Iñaki Barredo, que venía de debutar con esta montura en el Rali do Cocido, quien tomaba el liderazgo haciéndose con un scratch en Villaviciosa; mientras que el tramo de Córdoba caía en las manos de José Sanchez.

Tras un paso por las asistencias, el segundo bucle del viernes se iniciaba con la machada del asturiano José Álvarez, que lograba dos scratchs por delante de Barredo para escalar a la segunda posición, aunque en el tramo urbano era José Frade quien se hacía con el mejor tiempo. Seis especiales que dejaban a Barredo al frente de la copa con más de 45 segundos sobre Álvarez y cerca del minuto con Sanchez; siendo Alberto Bueno y Anna Tallada las bajas de esta primera jornada del Sierra Morena.

El sábado la batalla entre José Álvarez e Iñaki Barredo continuó desde primera hora con dos scratchs para el asturiano en Obejo y Villanueva; mientras que el piloto de Robot Legal marcó el ritmo Cerrobejuelas. Además el reenganchado Alberto Bueno dejó buenos tiempos en los primeros tramos del día, hasta que un nuevo pinchazo en Cerrobejuelas suponía el adiós definitivo. Llegando el hachazo en la general en la segunda pasada por Obejo.

Iñaki Barredo, que llegaba al último bucle de la prueba con casi medio minuto de ventaja en la general, sufría un pinchazo en el primer tramo del bucle vespertino y perdía más de cuatro minutos y medio con el scratch, marcado por un José Sanchez que se situaba segundo mientras que Álvarez se situaba primero con 29 segundos de ventaja. De esta forma la recta final se convirtió en un intento a la desesperada de Barredo para ganar posiciones, marcando el mejor tiempo en los dos tramos restantes, aunque la diferencia con la cabeza del rallye era demasiado grande.

José Álvarez se hace así con la primera victoria en la Dacia Sandero Rallye Cup, en la que ha sido su segunda participación con el modesto modelo. El asturiano logró aventajar en más de un minuto a José Sanchez y en medio minuto más a José Frade, convirtiéndose así en el primer líder de la copa. Fuera del podio se quedaron José Llinares e Iñaki Barredo; mientras que la tabla la completaron el leonés Adrian Barrio y los gallegos Eugenio Gómez y Ruth Ortega.