El tercer Gran Premio de la temporada nos dejó una emocionante carrera que se decidió tras salida del ‘safety car’. Mientras Daniel Ricciardo se convirtió en el vencedor de la prueba, su compañero de equipo Max Verstappen protagonizó una mala carrera y se tocó con Sebastian Vettel.

Vencedores:

Daniel Ricciardo: el tercer Gran Premio de la temporada fue para el australiano. Su exhibición de pilotaje contrastó con la actuación de su compañero de equipo, que partía desde una mejor posición. La estrategia de Red Bull tras la salida del coche de seguridad abrió sus opciones de llegar a las primeras posiciones y su brillante exhibición hizo que llegara hasta el liderato con formidables maniobras para superar a pilotos como Vettel y Hamilton. Primer triunfo para Daniel Ricciardo, que se clasifica en cuarta posición en el Campeonato de Pilotos.

Red Bull: fin de perfecto para el equipo de Milton Keynes, únicamente eclipsado por el resultado de Verstappen. A pesar de la rotura de motor del monoplaza de Ricciardo, los mecánicos de la escudería de la bebida energética trabajaron a destajo para que pudiese participar en la Q1. A falta de dos minutos para el final de la primera ronda de eliminación pudo salir a rodar y así superar los obstáculos. En carrera volvieron a brillar gracias a la estrategia, firmando dos rápidos ‘pit stops’ a sus dos pilotos en la misma vuelta. De esta forma, Red Bull se saca la espina tras el aciago Gran Premio de Bahréin, en la que sus dos pilotos no pasaron de la primera vuelta.

Nico Hülkenberg: de nuevo en la parte alta del grupo en todo momento. Su rendimiento en la primera parte de temporada está siendo sobresaliente con un monoplaza que aún tiene que mejorar para estar a la altura de los de arriba. El alemán, sin embargo, ha sabido exprimir sus recursos al máximo para concluir hoy en el sexto puesto, por delante de Alonso y Vettel. Después de las tres primeras carreras Nico Hülkenberg es séptimo en la clasificación general, empatado con Alonso, y con cuatro puntos más que Max Verstappen.

Vencidos:

Max Verstappen: complicado inicio de temporada para Verstappen, que acumula demasiados errores. Falló en la salida del Gran Premio de Australia y lo volvió a hacer en Bahréin, donde se tocó con Lewis Hamilton. Hoy el peor parado tras su maniobra fue Sebastian Vettel, que pasó de pelear por el podio a ser superado por Hülkenberg y Alonso. Dirección de Carrera decidió sancionar esta maniobra con diez segundos de penalización.

Toro Rosso: los de Faenza han pasado de la gloria al infierno en apenas una semana. Si en Sakhir celebraban el cuarto puesto de Gasly en Shanghái han acabado en la cola del grupo. Además, los pilotos de Toro Rosso protagonizaron otra de los incidentes de la carrera, cuando Pierre Gasly se tocó con Brendon Hartley, también en la curva 14. Bajo rendimiento de Toro Rosso, que ha repetido el estado de forma mostrado en Australia.

Lewis Hamilton: el británico, que era uno de los reyes de Shanghái (donde ha ganado en cinco ocasiones) ha estado desaparecido en todo momento. Sin ritmo en clasificación, tampoco se ha mostrado rápido en carrera. Su inicio de carrera fue conservador, quizás demasiado. Cayó hasta el quinto puesto tras el adelantamiento de Verstappen y no pudo recomponerse. Finalmente recuperó el cuarto puesto tras el incidente entre Verstappen y Vettel. A pesar de todo, mantiene el subcampeonato, ahora con nueve puntos de desventaja con el alemán de Ferrari.