Tras el increíble noveno puesto de Marcus Ericsson en Bahréin, Sauber volvió a su realidad. El fin de semana chino les deja otra vez en los puestos traseros y lejos de los puntos. Ericsson terminó la carrera en 16.º lugar, mientras que Charles Leclerc lo hizo en 19.ª posición y última entre los que acabaron el Gran Premio.

Charles Leclerc - Sauber - China - Carrera

Charles Leclerc volvió a tener un fin de semana muy complicado en China. Vía @SauberF1Team

Así se van los pilotos de China

Marcus Ericsson: después del espectacular fin de semana de Bahréin, el sueco ha vuelto a sus puestos habituales en los últimos años. La zona trasera de la parrilla recibió a Ericsson una vez más, pero aun así tuvo su punto positivo. Por delante de Leclarc y de un Haas el domingo, todo un éxito.

Charles Leclerc: tercera carrera y sigue pagando la novatada. 19.ª plaza en carrera, bastante por detrás de su compañero de equipo. Además, un nuevo trompo, esta vez en la primera curva del circuito. Última posición al cruzar por meta… y sigue perdiendo con respecto a su compañero de equipo.

Así se va Sauber de China

Esta vez los rivales de los suizos no fueron los Williams, sino los Toro Rosso. El toque entre los vehículos italianos les ayudó a superarles, pero el coche sigue sin ser excepcional. Quizás no (siempre) sean los últimos este año, pero los puntos siguen pareciendo algo anecdótico más que algo habitual. Siguen novenos en el Mundial de Constructores con los dos puntos de Marcus Ericsson.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de f1.com. Traducción propia

Marcus Ericsson

“Tuve una buena salida pero perdí posiciones al salirme ligeramente en una de las curvas. En general, una carrera con dos fases. La primera fue en ruedas blandas, sufrí con el balance del coche. Después de cambiar a los medios, estuve con la parte baja de la zona media y mantuve su ritmo. Cuando miremos los datos, podremos empezar a prepararnos para la carrera de Azerbaiyán”.

Charles Leclerc

“No ha sido la carrera ideal. Empecé con blandas y estaba contento con mi ritmo, conseguí avanzar hasta la zona media. Después de cambiar a los medios, trompeé. Dañé el suelo y empecé a tener problemas con el balance del coche. Por desgracia, perdí un par Miraremos nuestros datos y nos aseguraremos de estar listos para hacer el mejor trabajo posible en Bakú”.