Nico Rosberg ha dado un paso atrás en su relación profesional con Robert Kubica después de unos meses intensos en los que el alemán ha estado trabajando con el polaco para intentar conseguirle un puesto titular en la parrilla de la temporada 2018.

Foto: Nico Rosberg

Robert Kubica ha dicho hoy que Nico Rosberg ha dado un paso atrás como representante y parte de su equipo de management después de haber pasado unos meses muy intensos tratando de conseguirle un asiento como piloto titular en esta temporada.

Rosberg estuvo trabajando en negociaciones con Williams para conseguirle a Kubica el asiento que dejaba Massa, pero el equipo optó por Sergey Sirotkin, ocupando Robert finalmente el puesto de piloto reserva.

“Trabajamos juntos de forma intensa el año pasado, y tenemos una buena relación, pero por ahora, porque al final estoy donde estoy y él está muy ocupado y además tiene su familia, digamos que no estamos trabajando tan cercanamente como lo hicimos el año pasado”, dijo Kubica a Motorsport.com.

Y es que Nico Rosberg, además de estar muy ocupado con su familia, está inmerso en diferentes actividades, como por ejemplo siendo accionista de la Fórmula E, y estando la situación de Kubica más asentada, ya no es necesario que esté trabajando en primera línea con él. El objetivo de esta relación profesional fue principalmente las negociaciones con Williams a finales de 2017.

“Simplemente aquel periodo fue muy intenso y ahora la situación es completamente diferente”, dejó claro Kubica. “No es que ahora Nico haya estado trabajando y ahora no. Es solo que en esta situación no está tan presente como antes”.

Sobre si volverán a trabajar en el futuro, Kubica dijo que “eso no solo depende de mi lado. Mucho dependerá de la situación. Todo es nuevo para mí en el paddock, así que ya veremos qué trae el futuro”.

Mientras tanto, Kubica va a continuar con su representante Alessandro Alunni Bravi, con quién ha mantenido una relación profesional desde hace mucho tiempo y lo ayudará en temas legales y administrativos.