El Rally Dakar aumenta sus opciones de regresar a Chile cuatro años después gracias a una rebaja de casi la mitad en el canon exigido por la A.S.O. La prueba más dura fijaría su inicio en Perú, pasando por Chile y finalizando de nuevo en Argentina.

Amaury Sport Organisation, empresa encargada de gestionar el Rally Dakar y competiciones como el Tour de Francia, acerca posturas con Chile para el regreso de la prueba raid más dura del mundo al país latinoamericano. Según informan medios chilenos, la empresa presidida por Jean-Etienne Amaury ha puesto sobre la mesa la opción de que el Dakar regresa al país gracias a un rebaja de dos millones y medio de euros en el canon exigido para formar parte del itinerario, que completarían Perú y Argentina. Un rebaja acompañada de cambios en su papel en la edición de 2019.

Cuatro meses después de que la 40ª edición del Rally Dakar finalizara con una nueva victoria de los equipos KTM, Peugeot y Kamaz, la A.S.O. aún no cuenta con un itinerario para la prueba en 2019. La empresa francesa se marcaba el objetivo de regresar a Chile, a quienes habían ofrecido celebrar la largada a cambio de un canon de casi seis millones de euros. Unos costes que el Gobierno de Chile no estaba dispuesto a abonar a pesar del interés del país por la visita de este raid, que además cuenta con una amplia afición y multitud de participantes en las diferentes categorías. Es por ello que Pauline Kantor, Ministra de Deportes, ha continuado en negociaciones con Etienne Lavigne y la A.S.O. para conseguir una rebaja, que según el medio El Mercurio habría llegado pasando a 3,2 millones de euros. Estas han sido las declaraciones de Kantor publicadas en el medio chileno:

“Deberíamos estar resolviendo relativamente luego. Siguen las conversaciones, pero no hay nada cerrado aún. Todavía estamos analizando si vamos a aceptar o no”.

Esta modificación en el canon, llevaría consigo un cambio en el rol de Chile en el devenir de la prueba. El Dakar tenía planeado partir desde este país, pero con este cambio sería Perú, que abonaría casi cinco millones de euros, desde donde daría comienzo el Dakar. Aunque Chile si que contaría con un podio intermedio, como se realizó en Bolivia este año; mientras que Argentina, de nuevo, sería la meta en la próxima edición.

Las negociaciones del Rally Dakar en los países latinoamericanos se están complicando por los intereses por otras categorías. Chile se encuentra trabajando en el regreso del Mundial de Fórmula E y en entrar en el Mundial de Rallyes; y Argentina además de mantener una cita en el Mundial de Rallyes quiere que la Fórmula 1 regrese al Autódromo Oscar y Juan Gálvez.