La primera clasificación de la Súper temporada del Mundial de Resistencia ha confirmado la supremacía de Toyota, que partirá con sus dos LMP1 desde las dos primeras posiciones. Fernando Alonso, dentro de la alineación del coche número 8, partirá desde la segunda posición.

La Súper temporada del Mundial de Resistencia se ha puesto en marcha con las 6h de Spa, donde ha tenido lugar una clasificación dominada por los LMP1  de Toyota. La marca japonesa ha logrado situar sus dos prototipos en la primer línea de la cita belga, seguidos de los Rebellion y de SMP Racing. El coche de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima partirá desde la segunda posición después de que el español y el japonés hayan hecho la clasificación hoy. Buemi se quedó sin rodar.

Había ganas de que diera comienzo la Súper temporada del WEC, que contará con dos paradas en Le Mans. Aunque para la mítica prueba aún habrá que esperar y ha sido Spa quien ha dado el pistoletazo de salida, donde se ha confirmado el dominio de Toyota, por lo menos a una vuelta. La única marca con representación oficial en la categoría absoluta se ha hecho con la pole gracias a los cronos de Kamui Kobayashi y Mike Conway (Pechito López no salió a pista), que han conseguido batir a los de Nakajima y Alonso, con el otro Toyota, por tres décimas. De esta forma la marca nipona se asegura la primer línea para la primera prueba del año, que además supondrá el estreno de Alonso en el Mundial de Resistencia. El piloto asturiano, que este fin de semana cambia el McLaren por el Toyota, partirá desde la segunda posición.

Por detrás se han quedado los dos Rebellion, separados por apenas medio segundo y perdiendo casi dos segundos con el primero de los Toyota. Los LMP1 de SMP Racing, ByKolles Racing y DragonSpeed han sido los encargados de cerrar las primeras siete posiciones, por delante de los primeros LMP2. La segunda categoría ha sido cosa del Signature Alpine de Pierre Thierriet, que ha mantenido una gran batalla con el G-Drive de Andrea Pizzitola, que se ha quedado a sólo dos décimas del francés. Gabriel Aubry, con el Dallara de Jackie Chan DC Racing, ha sido tercero aventajando en sólo dos décimas a su compañero de equipo, el malayo Nabil Jeffri.

La sesión se detuvo dos veces por sendas banderas rojas. La primera la causó el SMP de Stéphane Sarrazin, que se quedó parado en la recta de Kemmel cuando no se habían completado ni los 5 primeros minutos de la clasificación. 4 minutos después de la reanudación llegó el gran susto de la jornada. Pietro Fittipaldi, a los mandos del DragonSpeed, perdió el control de su LMP1 en Eau Rouge y golpeó muy violentamente contra las protecciones. Tardaron muchos minutos en sacar al piloto, que fue trasladado al hospital con fracturas en ambas piernas.

Tabla de tiempos