Lewis Hamilton y el equipo Mercedes han sido los grandes dominadores del Gran Premio de España, quinta cita del Mundial. Carlos Sainz y Fernando Alonso han conseguido meterse en el top ten y sumar puntos para el Campeonato de Pilotos.

Poco han podido hacer para frenar a un espectacular Lewis Hamilton, que ha vuelto a demostrar un ritmo demoledor en el Gran Premio de España de Fórmula 1. Mercedes ha sabido jugar sus cartas y no solo ha dominado en pista, sino que sus ingenieros han sabido elaborar una estrategia para marcar un doblete por delante de Verstappen y Vettel. Carlos Sainz y Fernando Alonso han completado la cita de casa y además dentro de los diez primeros, sumando puntos frente a su afición.

Se cumplieron las expectativas y Lewis Hamilton completó un auténtico paseo en la cita peninsular del Mundial de Fórmula 1. El piloto de Mercedes realizó una buena salida y pudo mantener la primera posición tras las primeras curvas, donde sucedía un incidente que marcaría la carrera en la zona media. Romain Grosjean perdió la parte trasera de su monoplaza en el exterior de la curva tres y realizó un trompo, provocando una gran humareda que llevó a Nico Hülkenberg y Pierre Gasly contra el francés de Haas. Un accidente que obligaba la salida del Safety Car para limpiar la pista, estabilizando un convulso inicio. Carlos Sainz fue uno de los pilotos que realizó una buena salida, y lo hizo delante de su afición.

Con la retirada del coche de seguridad, Fernando Alonso, que había perdido posiciones en la salida, era uno de los más avispados y lograba ganarle la posición a Esteban Ocon, mientras que Lewis Hamilton conseguía meter muchos metros con Sebastien Vettel. El de Mercedes comenzó a marcar un ritmo inalcanzable para el alemán, que en pocas vueltas llegó a perder más de seis segundos con él. Además Vettel fue uno de los primeros en entrar al box para quitarse los blandos y meter un juego de medios. Aunque el baile en los boxes se retrasó varias vueltas para el resto de la parrilla, sorprendiendo un Fernando Alonso que lograba aguantar con los superblandos.

Abandono de Kimi Räikkönen

Ferrari también fue uno de los primeros en decir adiós a la cita española con Kimi Räikkönen, que sufría problemas de motor y tenía que retirar el coche. Mientras tanto se formaba un interesante grupo en las últimas posiciones del top ten con Marcus Ericsson haciendo tapón a Sainz, permitiendo a Leclerc y a Alonso acercarse al madrileño de Renault. De esta forma, la joven estrella de Ferrari, que este año corre en Sauber, ha podido demostrar que está a la altura de pelear con todo un campeón como Fernando Alonso. Aunque los ataques tuvieron un nuevo parón con el Virtual Safety Car provocado por Ocon, también con problemas de motor.

Este VSC era aprovechado por Mercedes, que hacía el amago de meter a Bottas y Ferrari picaba el anzuelo, metiendo a Vettel al box para un nuevo cambio de gomas y perdiendo así sus opciones al podio. El alemán peleó hasta el último momento con Max Verstappen, que en la recta final de la carrera tuvo un toque con uno de los Williams y dañó el alerón delantero, pero el Ferrari no pudo con el malherido Red Bull.

Stoffel Vandoorne, con problemas mecánicos, fue el último abandono de una carrera en la que Carlos Sainz protagonizó el último susto con un problema con la bomba de la gasolina a sólo tres vueltas para el final, cortándose la potencia de su motor Renault en la curva tres, aunque logró llegar a meta. De esta forma, los dos españoles finalizaron en los puntos por primera vez en la misma carrera de casa. Alonso no puntuaba en España desde 2014, mientras que Sainz ha logrado terminar entre los 10 primeros siempre en Barcelona.