Roberto Méndez ha confirmado que su regreso en el Terra da Auga al Nacional de Tierra será para quedarse. El preparador leonés dará soporte a sus clientes de mayor confianza y se marca en más de veinte el número de unidades N5 para 2018.

El regreso de RMC Motorsport a una prueba del Campeonato de España fue uno de los grandes alicientes de un vibrante Terra da Auga, pero no será su última participación en el certamen nacional. Roberto Méndez ha confirmado que su equipo seguirá dando soporte a sus clientes, aunque lo hará en un menor número que en temporadas anteriores. Además el empresario leonés da por concluida la polémica de las manguetas y pasará a centrarse en los Regionales y campeonatos fuera de España, como el portugués con la filial lusa de Hyundai.

Lejos ha quedado la imagen de los parques de asistencias en los que el rojo de RMC Motorsport inundaba las pruebas del Campeonato de España, tanto en su variante de tierra como de asfalto. De sus carpas han salido campeones como Miguel Fuster o Cristian García, pero ahora Roberto Méndez quiere contar con un papel secundario en el nacional y, tal y como ha confirmado a AUTOhebdo Sport, seguirá con algunos de sus clientes. Méndez se centrará en los programas de sus colaboradores más fieles, como han sido Jorge del Cid o Daniel Alonso, que este fin de semana le acompañaron en Arzúa en la cita del CERT. Estas han sido las declaraciones publicadas en la edición impresa de AUTOhebdo:

“Trabajaré en Regionales y otros países. Al Campeonato de España mandaré solamente una pequeña parte de mi equipo si me lo piden los clientes de más confianza. Muy a mi pesar, estoy obligado a actuar así, no puedo hacer otra cosa”

En la misma entrevista, el dueño de RMC Motorsport también ha hablado de los polémicos N5, de los que se debatió la pasada semana en la Real Federación Española de Automovilismo. La reunión mantenida entre RMC, ARVidal, Suzuki o Renault, con Manuel Aviñó, no se llegó a un acuerdo para dar el visto bueno a las piezas fabricadas por el preparador de Caboalles. Méndez asegura que ha presentado todo tipo de jokers para que se legalicen las piezas, de las que también afirma que no suponen ningún tipo de beneficio más allá del ahorro económico, pero que la Federación se ha negado a aceptarlas.

“No hay acuerdo entre las partes implicadas, no quieren ceder por ningún sitio y para RMC es imposible hacer cambios a estas alturas”.

Además ha dado cifras del número de chasis construidos, de los que hoy se han conocido dos Peugeot 308 que irán a parar a los equipos Mavisa Sport y GC Motorsport. RMC Motorsport tiene un total de 17 N5 construidos y aún tiene otros cinco pedidos más, con los que prevé cerrar la producción en este 2018. De todos ellos, por el momento el único chasis que cuenta con un programa confirmado en el Nacional de Asfalto es el Clio de Francisco Cima; mientras que en el Nacional de Tierra, Roberto Rozada se postula como el único candidato ‘made in RMC’ para luchar por la categoría N5.