Citroën contará con sólo dos unidades del C3 WRC en el Rally de Italia, sexta prueba de la temporada. Breen y Ostberg defenderán los colores de la marca tras la salida de Kris Meeke.

Finalmente Citroën Racing ha decidido no cambiar la alineación del dorsal número 10 para la próxima cita del Mundial. Tras la reciente salida de Kris Meeke del equipo francés, decisión motivada por el gran número de accidentes, la casa de Versalles acudirá a la cita italiana con sólo dos unidades. Craig Breen y Mads Ostberg serán los encargados de pilotar los C3 WRC en Cerdeña.

Aunque en un principio iban a ser doce las unidades WRC de nueva generación las que iban a acudir al Rally de Italia, Citroën ha decidido retirar una de sus C3. La marca francesa no va a sustituir a Kris Meeke en la próxima cita del Mundial de Rallyes, partiendo así en desventaja frente a M-Sport Ford, Hyundai y Toyota, que si que contarán con tres alineaciones en la cita mediterránea. Esta será la cuarta vez que Citroën sólo cuente con dos pilotos en la línea de salida esta temporada, como ya ocurrió en MonteCarlo, México y Francia.

Los elegidos para pelear en la Isla de Cerdeña han sido Craig Breen y Mads Ostberg, que por tercera vez se subirá al Citroën C3 WRC. Breen pasará así a liderar la escuadra oficial a la espera de que la marca decida incluir un sustituto para Kris Meeke; mientras que el noruego seguirá cogiendo experiencia con el coche y gracias a una posición de salida bastante retrasada contará con buenas opciones para lograr un buen resultado. Además Lefebvre y Tempestini pelearán por la categoría WRC 2 con dos Citroën C3 R5 del equipo oficial.