Los problemas en el MGU-K que sufrió Daniel Ricciardo en el Gran Premio de Mónaco han tenido su coste. Después de su espectacular victoria en el Principado, el australiano utilizará la tercera unidad de este componente.

Daniel Ricciardo utilizará en Mónaco el tercer MGU-K de la temporada. Vía @DanielRicciardo

Tercer MGU-K de Daniel Ricciardo y… ¿algo más?

Las primeras informaciones tras el fin de semana de Mónaco parecían indicar que Renault podía salvar el MGU-K. Sin embargo, en declaraciones recogidas por la agencia Reuters, Adrian Newey ha dicho que el MGU-K conllevará una sanción. “Lo dudo mucho, considerando que se quemó y estaba ardiendo”, afirmó Newey. “Estaría muy sorprendido si puede volver a usarlo”.

La cuestión ahora en el equipo austriaco está en las baterías y en cuántas posiciones tendrán de sanción. “Una de las cosas que están por determinar es si la batería está o no dañada. Es algo que nos tiene que confirmar Renault”, comentó Newey.

Por lo tanto, Daniel Ricciardo de momento contará con 10 posiciones de sanción en el Gran Premio de Canadá por el cambio de MGU-K. Es la tercera unidad de este componente, cuando en esta temporada la FIA solo permite dos. En el caso de tener que cambiar las baterías, sumaría 15 puestos más, lo que le relegarían al fondo de la parrilla de salida.

La fiabilidad, más importante que nunca

En la temporada con menos componentes de motor disponibles, penalizar en la séptima prueba del campeonato va a perjudicar sus intereses en el Campeonato Mundial de Pilotos. De momento, Daniel Ricciardo es el primero en abrir la veda de las penalizaciones. ¿Quién será el siguiente?