Jan Solans logra la cuarta victoria consecutiva dentro de la Beka Junior R2, en la que sólo dos pilotos lograron completar el Rallye de Ourense. 

La Beka Junior R2 de la Real Federación Española de Automovilismo cruzó el ecuador este fin de semana con la celebración del Rallye de Ourense, donde parece que nada ha cambiado. Jan Solans logró sumar su cuarta victoria de la temporada en una prueba de resistencia y en la que sólo la mitad de los participantes lograron llegar a meta. Si se cumplen los pronósticos, la beca se decidirá en el Princesa de Asturias en favor del catalán.

La cita orensana contó con la participación de Jan Solans, Josep Bassas, Roberto Blach y José María Reyes, con Sergí Francolí como la gran ausencia dentro de la Beka Junior R2 entre los pilotos que aspiran a luchar por el título. El fin de semana comenzó con el shakedown en la mañana del viernes, en el que Blach logró marcar el mejor tiempo tras cinco pasadas, seguido de Reyes, Solans y Bassas. Aunque no fue hasta la tarde cuando la prueba se puso en marcha de forma oficial con el primer bucle de la tarde compuesto por A Peroxa y Toén, en el que Reyes recibió una cal y otra de arena.

El madrileño marcó el primer scratch del Rallye de Ourense y pasó a ser el primer líder dentro de la Beka, aunque una salida de pista en la siguiente especial le dejó fuera de la cita gallega a las primeras de cambio. Un incidente que, sumado al scratch de Bassas, permitía al ganador del Volant RACC de 2017 situarse al frente de la prueba en la tarde del viernes. Mientras que en la repetición del bucle era Roberto Blach el que sufría un problema con el embrague que le dejaba fuera de la cita de casa, con sólo Bassas y Solans en carrera, tomando la delantera Jan tras un pinchazo de su único rival en Ourense.

El sábado Jan Solans marcaba el mejor tiempo en Esgos, que suponía el Tramo Cronometrado Plus dentro del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, y Josep Bassas reaccionaba en Cañón do Sil y Melias para hacerse con el mejor tiempo en las dos especial. Dejando una recta final, compuesta por la repetición de estos tres tramos, en la que el pequeño de los Solans tiró de calculadora y no tomó riesgos para llegar a meta y sumar unos puntos que le acercan aún más al título. Una victoria que terminó siendo de más de tres minutos entre los dos pilotos catalanes.

Esta victoria, la cuarta de forma consecutiva, mantiene a Jan Solans al frente de la Beka Junior R2 con un total de 108 puntos, con 41 más que Josep Bassas y doblando los conseguidos por Sergi Francolí. Una situación en la que casi podemos hablar del nuevo ganador de la iniciativa de la Federación, ya que Solans está a sólo ocho puntos de tomar el relevo de Efrén Llarena dentro del Rally Team Spain en 2019. El Princesa de Asturias, en el mes de septiembre, será la próxima cita de la beka.