El despiste de Ogier e Ingrassia en el Rally de Italia le costará 10.000€ a la dupla de M-Sport Ford, además si repiten algún tipo de infracción perderán 22 puntos en el campeonato de pilotos y copilotos.

La batalla entre Thierry Neuville y Sebastien Ogier en el Rally de Italia nos ha brindado una de las mejores pruebas de lo que llevamos de Mundial de Rallyes. Si la lucha estuvo tan apretada que no se decidió hasta el último tramo, los despachos pasarán a ser el final de la prueba por el incidente del francés en el arranque del segundo bucle, en el que se dejó la tarjeta de tiempos en el control de meta. Un incidente que se ha saldado con sanción económica y con una reprimenda que, en el caso de se repita la infracción, supondrá pérdida de puntos para piloto, copiloto y marca.

La segunda pasada por Cala Flumini dejó unas de las imágenes del fin de semana en Cerdeña cuando Julien Ingrassia se dejó la tarjeta de ruta en el control de final de tramo. Un descuido que, afortunadamente, subsanó Ott Tanak llevándole la tarjeta al siguiente y último tramo de la prueba, entregándosela en el enlace. Una compleja situación que se ha vivido en el equipo M-Sport Ford, aunque dado que los vigentes campeones del Mundial pudieron salir al Power Stage sin problema no se esperaban represalias, pero llegaron.

Horas después de que concluyera la prueba, los comisarios anunciaron una sanción de 10.000 euros para el dorsal número uno por abandonar el tramo sin la tarjeta de control de tiempos. Una represalia que va acompañada de un aviso para Ogier e Ingrassia, que si repiten algún tipo de infracción perderán 22 puntos en los Campeonatos de Pilotos y Copilotos; mientras que Ford perdería 18 en el Campeonato de Constructores. Este es el documento: