Otra carrera para olvidar en McLaren. Después del mal resultado logrado en clasificación, los británicos veían algo de luz en la carrera de Fernando Alonso hasta que se tuvo que retirar cuando rodaba en los puntos. Stoffel Vandoorne fue 16º tras haber tenido que hacer una parada temprana por los restos de un accidente.

Foto: McLaren

Así se van los pilotos de Canadá

Fernando Alonso: segundo abandono consecutivo para el español. Ambos por fiabilidad cuando rodaba en los puntos. Puntos que parecían muy difíciles de alcanzar tras la salida. Partía 14º, pero en la arrancada Magnussen le empujó a la hierba y Alonso cayó hasta el 17º. El accidente entre Stroll y Hartley le hizo recuperar plazas y luego una salida de pista de Pérez le ayudó a recuperar otras dos. En la parada ganó la batalla con Leclerc y era décimo virtual, a la espera de que parase Grosjean. Ya estaba en los puntos, pero llegó el abandono y se esfumaron. Unos puntos perdidos que eran muy valiosos en su lucha por ser el mejor del resto. Antes de Mónaco el asturiano contaba con una ventaja de 10 puntos sobre Hülkenberg, distancia que se ha visto reducida a 0 tras acabar ayer séptimo el alemán. Ahora ambos suman 32 puntos y están empatados en la séptima posición del campeonato. Por detrás se ha acercado también Carlos Sainz, que acumula 24 puntos.

Stoffel Vandoorne: otra carrera difícil para el belga. En esta ocasión se acabó casi antes de empezar. Adelantó a Fernando Alonso en la salida, aunque perdió la posición con Stroll y ahí quizás se acabase su carrera. El canadiense, pocos metros después, tuvo un accidente con Hartley que dejó la pista llena de restos de coche. Vandoorne, que venía justo por detrás, pasó por encima de ellos y pinchó uno de sus neumáticos. Tuvo que entrar en boxes y perdió mucho tiempo. Salió en las últimas posiciones y no pudo recuperar apenas terreno. El ritmo no fue bueno y tan solo pudo acabar por delante de Sergey Sirotkin, en la 16ª posición. Ya son tres carreras consecutivas sin puntuar, lo que le sitúa en la 15ª plaza del campeonato, con 8 puntos. Leclerc y Ocon, sus rivales más cercanos, sí han sumado en Canadá y acumulan 10 y 11 puntos, respectivamente.

Así se va McLaren de Canadá

Dos carreras consecutivas que terminan en desastre para McLaren. En Mónaco, Alonso se vio obligado a abandonar y Vandoorne terminó muy lejos de los puntos. Exactamente lo mismo que en Canadá. Puntos perdidos y una nueva decepción. McLaren, que arrancó bien la temporada y parecía que se distanciaba en la lucha por la cuarta posición en el Mundial de Constructores, ha perdido terreno y está en crisis. Crisis porque ya no son solo los abandonos por fiabilidad, es la falta de competitividad en clasificación o el tener que arriesgar en carrera para recuperar las posiciones perdidas los sábados. Esa no es forma de competir para un equipo que quería apuntar a objetivos más altos en este 2018. De momento, en esta carrera, han perdido mucho terreno con Renault, que se va ya a los 56 puntos, mientras que McLaren se ha quedado estancado en los 40 tras dos ceros consecutivos. Y por detrás se acerca Force India, que ya suma 28.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de McLaren

Fernando Alonso

“La carrera ha sido divertida al principio, especialmente tras la reanudación, cuando hemos adelantado tres coches en dos curvas. Sergio (Pérez) estaba cruzado en la hierba y ha vuelto a la pista, por lo que era difícil anticipar qué dirección tomaría. Luego, a mitad de la carrera, he sentido una pérdida de potencia y me han dicho que me retirara.

Es triste, es frustrante y estoy decepcionado con este resultado. No éramos competitivos este fin de semana. Necesitamos encontrar más rendimiento en el coche y una manera de ser competitivos. La fiabilidad también es importante, ya que a principios de temporada vimos cuántos puntos sumamos y cuántos hemos perdido en las dos últimas carreras, al retirarnos hoy y en Mónaco, cuando estábamos en la séptima posición.

Hay algunas áreas del coche en las que tenemos que seguir trabajando y mejorando, y veremos qué pasa en los próximos meses.

Volaré a Francia esta noche, ya que mañana tengo que estar en Le Mans. Será un lunes muy ocupado y una nueva experiencia, y definitivamente estoy deseándolo”.

Stoffel Vandoorne

“Creo que hoy hemos tenido muy mala suerte desde el inicio. Hemos hecho una buena salida, pero con el incidente había tantos trozos de coche en la curva 5 que ha sido imposible evitarlos. Hemos pinchado la rueda delantera derecha y nos hemos quedado sin neumáticos antes de iniciar la carrera, así que ha sido un día difícil. Un gran número de trozos de coche han pasado por debajo del coche, así que nos hemos visto obligados a parar en boxes en la primera vuelta y hemos perdido mucho tiempo en esa parada. Antes de empezar realmente la carrera, ya había terminado.

En lo personal, por mi parte ha sido un fin de semana positivo en términos de la progresión que hemos logrado en las últimas carreras. Lo decepcionante fue la actuación de todo el equipo en la clasificación. Lo sabíamos antes de venir y, lamentablemente, se ha confirmado. Tenemos mucho trabajo por delante.

Es difícil saber cómo serán las próximas carreras para nosotros. No queremos hacer predicciones y si miramos el año pasado hubo algunas carreras que pensábamos que serían difíciles pero que finalmente no lo fueron tanto. Tenemos que esperar. Paul Ricard será una nueva pista para todos y luego vendrán Austria y Silverstone. Son un par de semanas con mucho trabajo pero estoy deseando que llegue el momento y espero que tengamos más suerte”.

Eric Boullier, Director de McLaren Racing

“Hoy ha sido un día para olvidar y pasar página para McLaren. Aunque los dos pilotos han hecho un buen trabajo evitando el caos de la primera vuelta, Stoffel ha reportado un pinchazo tras pasar por encima de los restos del accidente y su parada le ha hecho perder mucho tiempo con el Coche de Seguridad en pista. A partir de ahí, estaba en la última posición y, a pesar de hacer un buen pilotaje para administrar su estrategia y el ritmo con sus rivales más cercanos, la naturaleza implacable del Circuito Gilles-Villeneuve no le ha permitido hacer grandes avances. Para complicarlo, ha estado la última parte de la carrera con un problema que le administraba la energía de forma intermitente, que estamos investigando. Considerándolo todo, ha luchado durante toda la carrera para terminar 16º.

Fernando ha quedado en mejor posición que Stoffel tras el caos de la primera vuelta y se ha beneficiado del período de Coche de Seguridad para avanzar tres posiciones hasta la 11ª plaza en una estrategia a una sola parada. Cuando pensábamos que era posible sumar puntos, ha vuelto a tener mala suerte y se ha visto obligado a retirar el coche tras perder presión debido a una ruptura del tubo del refrigerador. Aunque es muy frustrante, es un problema inusual, que no esperamos que nos afecte en el futuro.

A partir de aquí lo importante es levantarnos y centrar nuestra atención en el regreso a Europa y a las tres carreras consecutivas en las próximas semanas. Con un enfoque renovado, trabajo duro y mejor suerte, esperamos que nuestra fortuna cambie”.