José Álvarez repita victoria en Ourense dentro de la Dacia Sandero Rallye Cup, en la que el local José Frade se quedó a las puertas de la primera plaza.

Ourense supuso el regreso de la Dacia Sandero Rallye Cup, que como viene siendo habitual no visitó las dos citas insulares por los altos costes. La monomarca más modesta del Campeonato de España de Rallyes supuso un mano a mano entre Frade y Álvarez, finalizando con victoria para el asturiano ante los problemas del local en la jornada del sábado.

La segunda prueba de la temporada para los pilotos de la Dacia comenzó con dominio por parte del orensano José Frade, que regresaba un año después al Nacional dominando los dos tramos del primer bucle del viernes. Una pasada por A Peroxa y Toén que arranca con Iñaki Barredo plantando cara al gallego, aunque un pinchazo para el piloto de RMC Motorsport le iba a privar de luchar por la victoria a partir del segundo tramo mientras que Daniel Carballo se metía en la batalla quedándose a poco más de cinco segundos del líder.

En la segunda pasada llegaban los problemas para los pilotos de la copa con un fuerte accidente de Eugenio Gómez, que quedaba cruzado en la carretera y obligaba a los comisarios a neutralizar el tramo. Mientras que la primera etapa se cerraba con un nuevo scratch de Frade, que se asentaba en la primera posición por delante de Álvarez y Carballo, que perdía casi un minuto en esta última especial del día. Alberto Bueno era otro de los que abandonaba en esta primera etapa por problemas en su coche.

El sábado José Frade comenzaba marcando el mejor tiempo en Esgos, mientras que Anna Tallada se sumaba a la lista de abandonos en el que supuso el Tramo Cronometrado Plus dentro del Campeonato de España. Un scratch que repetiría en el Cañón do Sil. Aunque el bucle matinal finalizaba con sorpresa dentro de la Dacia Sandero Rallye Cup, en la que el líder sufría un pinchazo y la problemas en la rotula derecha, dejando la primera posición en manos de un José Álvarez que se hacía con el mejor tiempo en Melias.

Por la tarde Iñáki Barredo se repuso del pinchazo sufrido el viernes y en la mañana del sábado logrando el mejor tiempo en la segunda pasada por Esgos y Melías; mientras que Tallada lograba un gran tiempo en el Cañón do Sil y marcaba así su primer scratch de la temporada. Una recta final en la que Frade intentó recortar las distancias con Álvarez, aunque el asturiano supo controlar su ventaja para mantener la primera posición hasta el final.

Álvarez lograba así a segunda victoria de la temporada con tres segundos de ventaja sobre Frade y casi dos minutos y medio con Carballo. Iñaki Barredo y Adrián Barrio fueron los encargado de cerrar el top cinco; mientras que la clasificación la completaron Llinares, Sánchez y Ortega.