Las 24 Horas de Le Mans 2018 se perfilan como la gran ocasión para que Toyota Gazoo Racing al fin consiga la victoria en la cita francesa. Jackie Chan DC, Siganatech Alpine o TDS Racing entre los favoritos para la categoría LMP2.

La carrera para la que Toyota lleva pensando todo el año ha llegado, y lo hace con las condiciones idóneas para conseguir por primera vez subirse a lo más alto del podio en Le Sarthe. Las 24 Horas de Le Mans contarán con sólo dos prototipos híbridos, que se las verán contra las formaciones privadas con motores de combustión o los LMP2, categoría en la que el Jackie Chan DC Racing viene de lograr la victoria en las 6 Horas de Spa. Fernando Alonso o Jenson Button acapararán buena parte de la atención de la carrera, para la que España desplazará un auténtico escuadrón de medios con el objetivo de seguir las pasos del asturiano en su nueva aventura deportiva.

Toyota contra los no híbridos

Spa dejó claro que Toyota es el gran favorito para alzarse con la victoria a final de temporada en el WEC, aunque los equipos privados no se dejaron amedrentar por el potencial de los japoneses y Rebellion se convirtió en la sombra de los TS050. Para Le Mans Toyota mantendrá sus dos unidades con Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López en el dorsal #7 y con Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Fernando Alonso en el #8. En frente tendrá a los dos R13 de Rebellion Racing con viejos rivales de los japoneses en Porsche como André Lotterer y Neel Jani en el dorsal #1 y con Thomas Laurent, Mathias Beche y Gustavo Menezes en un R13 #3 que pugnó contra Toyota en la cita belga.

Otro de los equipos que luchará por las primeras posiciones es SMP Racing con dos unidades del BR Engineering BR1 pilotados por Vitaly Petrov, Mikhail Aleshin y Jenson Button en el #11 y con Stéphane Sarrazin, Egor Orudzhev y Matevos Isaakyan en el #17. Además ByKolles Racing Team continuará con su particular proyecto junto al departamento de competición Nissan o DragonSpeed con los pilotos Henrik Hedman, Ben Hanley y Renger Van der Zande. Mientras que finalmente CEFC TRSM Racing si que acudirá a Le Mans con dos unidades del Ginetta G60-LT-P1 con pilotos de la talla de Oliver Rowland, piloto de la Fórmula 2.

Oreca copa la categoría LMP2

En la segunda categoría de prototipos serán veinte las unidades que se darán cita en Le Mans, siendo el constructor Oreca el gran protagonista. El preparador francés llega líder tras la victoria del Jackie Chan DC Racing en Spa y que este fin de semana pondrá en competición cuatro coches, aunque dos serán Ligier JSP217 con motor Gibson, al igual que los chasis de Oreca. TDS Racing y DragonSpeed son otros de los equipos que completarán el Mundial de Resistencia con prototipos de Oreca; mientras que Racing Team Nederland lo hará con Dallara, Larbre Competiton con Ligier y Signatech Alpine Mamut será la única marca que contará con representación en esta categoría, con chasis propio y montando motor Gibson.

Llegados de Estados Unidos, United Autosports lidera la lista de invitados a la prueba francesa, en la que estarán otros equipos no habituales en el certamen como Algarve Pro Racing, un G-Drive Racing que ya estuvo en Spa, una unidad de SMP Racing o los italianos de Centilar Villorba Corse, que contarán con un viejo conocido de la Fórmula 1 como Felipe Nasr.

Con un total de treinta prototipos, diez LMP1 y veinte LMP2, las 24 Horas de Le Mans será una carrera que pondrá a prueba las mecánicas y donde Toyota aún no tiene nada ganado. Aunque parten como favoritos, la complejidad del motor híbrido ya les ha jugado más de una mala pasada en años anteriores y los equipos no híbridos tendrán que estar muy atentos a la evolución de la prueba para los japoneses. Además, como ya se pudo ver el año pasado, los LMP2 aún son capaces de hacer frente a sus hermanos mayores, contando con una bonita lucha entre varios equipos y con tres preparadores que intentarán batir a unos Oreca que llegan líderes. El tráfico de los GTE jugará un papel fundamental en el devenir de la prueba para los coches más rápidos.