La categoría GTE-Pro se presenta como el punto caliente de las 24 Horas de Le Mans con la pugna entre Aston, Ferrari, Porsche, Ford y BMW. Los británicos estrenarán la nueva versión del Vantage y tanto Porsche como Ford contará con su armada al completo.

La falta de formaciones oficiales en el aparto LMP1 del Mundial de Resistencia ha convertido los GTE en uno de los mayores atractivos de las 24 Horas de Le Mans. Aston Martin se alzó con la victoria la pasada edición, aunque Ford llega tras copar las primeras posiciones en la cita inaugural en Spa. Entre los ‘amateur’  las unidades de Ferrari y Porsche copan la lista de participaciones, siendo Aston la única marca que contará con una unidad oficial en este apartado.

Las marcas en duelo por dominar la categoría GTE-Pro

A pesar de no contar con opciones de luchar por la victoria en el apartado absoluto, los GTE-Pro contarán con el mayor protagonismo en Le Mans, el cual ya acapararon en las 6 Horas de Spa. La lista la encabeza el Ferrari 448 #51 de AF Corse, pilotado por Alessandro Pier Guidi, James Calado y Daniel Serra; que también contará con la otra unidad que completará el campeonato (#71) y una extra, pilotado por el trío formado por Toni Vilander, Antonio Giovinazzi y Luis Felipe Derani. Con dos unidades, Corvette reaparece en el WEC con los C7.R #63 y #64, pilotados por Jan Magnussen, Antonio García, Mike Rockenfeller y Oliver Gavin, Tommy Milner y Marcel Fässler respectivamente. Mientras que BMW contará también con dos unidades de su M8 GTE y los pilotos Martin Tomczyk, Nicky Catsburg, Phillip Eng, Augusto Farfus, António Félix Da Costa y Alexander Sims. Al igual que Aston Martin, que estrenará su nueva versión del Vantage con Marco Sorensen, Nicki Thiim y Darren Turner en el dorsal #95 y con Alex Lynn, Maxime Martin y Jonathan Adam en el #97.

Ford y Porsche serán las marcas que más representación tendrán en Le Mans con cuatro unidades cada una. La marca del óvalo contará con los dos GT que completarán la temporada con Stefan Mücke, Olivier Pla y Billy Johnson en el #66 y Andy Priaulx, Harry Tincknell y Tony Kanaan en el #67. Además contarán con pilotos como el ex-miembro de Toro Rosso Sébastien Bourdais o el piloto de la IndyCar Scott Dixon. Los alemanes participarán con los 911 RSR #91 y #92 en manos de Richard Lietz, Gianmaria Bruni y Frédérick Makowiecki y de Michael Christensen, Kévin Estre y Laurens Vanthoor respectivamente; además de dos unidades extra que les ayudarán a seguir contando con una gran imagen en la prueba a pesar de no contar con unidades en la categoría LMP1.

Ferrari y Porsche copan el apartado GTE de los ‘amateur’

Si la categoría de los profesionales se presenta como una gran batalla entre seis marcas, el segundo apartado entre los GTE contará con Ferrari y Porsche como grandes protagonistas, a los que se enfrentarán dos unidades de Aston Martin, y una de ellas oficial.

Los equipos Spirit oF Race, Clearwater Racing, MR Racing, JMW Motorsport y Keating Motorsports con la anterior generación del Ferrari 488 GTE, modelo empleado en temporadas anteriores por el equipo AF Corse con el respaldo de la marca. En frente contarán con Team Project 1, Ebimotors, Gulf Racing, Proton Competition y Dempsey-Proton Racing, con dos unidades, equipados con los Porsche 911 RSR. Mientras que Aston Martin desplazará dos Vantage de la anterior generación, uno dentro del equipo oficial y otro con la formación TF Sport.

Los GTE no sólo serán un punto vital de las 24 Horas de Le Mans por la lucha de marcas, sino que formarán parte de la lucha por la victoria. La tratarse de coches más lentos que los prototipos, las banderas azules podrían decidir una prueba en la que las marcas se jugarán su prestigio a lo largo de un día entero. ¿Ya tenéis a vuestro favorito?