El piloto asturiano se muestra muy optimista de cara su participación en las ’24h de Le Mans’: “Cuanto más me subo al coche, más experiencia tengo y más puedo aportar”, dijo

“Existe la sensación de que en Fórmula Uno sufres y estás deprimido llorando por las esquinas y luego vienes aquí y se te ve contento, pero no es así”. Fernando Alonso desmiente estar desanimado en McLaren. “Estoy igual aquí que allí”, continúa. Lo que explica es que “aquí ni me veis porque estoy concentrado y no hay ni un sólo momento libre. En cambio, en la Fórmula Uno estoy más tranquilo, más relajado y también feliz porque conozco todo”, desvela. Y es que en los circuitos de Fórmula Uno el asturiano puede mostrar una cara diferente a la del Campeonato Mundial de Resistencia en donde todo es nuevo para él y cada reto supone una preparación extra.

El objetivo ahora no es otro que conquistar las ’24h de Le Mans’ junto al equipo Toyota. Una prueba complicada en la que intervienen numerosos factores decisivos. “Toyota -confiesa Alonso- ha hecho muchas carreras de este tipo y sólo ha acabado el 10% o 15% de ellas. Eso demuestra la dificultad de esta carrera, por lo que tenemos que estar preparados para cualquier cosa que pueda ocurrir”, agrega. “Sabemos que es una carrera contra Le Mans. Hay que saber sobreponerse a cada percance; tener la mente fría e intentar solucionarlo lo antes posible“, sentencia.

Además, Fernando Alonso ha repasado su evolución en la categoría en la que ahora tiene puesta su mente. “Cada uno intenta aportar lo suyo. Cuando más veces me subo al coche, más experiencia tengo y más puedo aportar”, asegura el español. Poco a poco tanto el español como sus compañeros de equipo han ido configurando los reglajes de su Toyota: “En algunas sesiones probábamos un set up con más agarre en la parte posterior para poder atacar en la primera parte del circuito… creía que era lo mejor y cuando los otros dos pilotos lo probaron también se sintieron muy bien”, remata Alonso.