Lewis Hamilton se ha confirmado como el dominador en el inicio del Gran Premio de Francia. El británico ha liderado ambas sesiones y se postula como el gran favorito. Fernando Alonso fue octavo y Carlos Sainz duodécimo.

Hamilton, el más rápido en los dos libres | Foto: Mercedes

No había comenzado la segunda sesión y ya hubo una baja. Marcus Ericsson no pudo salir a la sesión vespertina tras su accidente por la mañana. Además del golpe, el coche se incendió y Sauber optó por cambiar el chasis del sueco. Así pues solo 19 pilotos disputaron estos entrenamientos. Tras las múltiples salidas de pista y trompos que hubo en la primera toma de contacto, parece que los pilotos encontraron por fin el feeling con el circuito y fue una sesión más tranquila.

Los pilotos dedicaron la primera mitad de la sesión a recopilar datos sobre los diferentes neumáticos. La estrategia y la duración de los compuestos pueden ser la clave este fin de semana. El reasfaltado del trazado y los diferentes parches que hay en algunos puntos preocupan a los equipos. Se espera que los neumáticos sufran y un error que te lleve a las amplias escapatorias del circuito se puede pagar caro. No porque vayas a chocar con el muro (que es difícil, aunque no imposible), si no por las rayas que decoran las escapatorias. Son muy abrasivas y destrozan los neumáticos. Como ya han comprobado algunos pilotos.

Bandera roja

Cuando se llegaba al ecuador de la sesión, llegó la segunda bandera roja del día. Sergio Pérez afrontaba su primera vuelta con los neumáticos ultrablandos cuando de repente una de las ruedas salió despedida del Force India. Un error flagrante del equipo, que le sacó de boxes sin uno de los neumáticos bien colocado. Sorprendentemente aguantó hasta la curva 7, pero llegado a ese punto Pérez fue un pasajero y tuvo la fortuna de no golpear con nada. La rueda salió despedida a mucha velocidad y por suerte no hubo que lamentar algo más serio.

Se perdieron casi 10 minutos y el parón no pudo llegar en peor momento. Los equipos se disponían a realizar la simulación de clasificación en el momento del incidente y algunos pilotos tuvieron que abortar sus vueltas rápidas. Cuando se reanudó, Hamilton confirmó su dominio. El británico le sacó 7 décimas al segundo clasificado, Daniel Ricciardo. Los Red Bull no pudieron superar al de Mercedes, pero quedaron por delante de Ferrari.

Problemas para Bottas y Hartley

Valtteri Bottas solo pudo ser séptimo, con problemas de refrigeración durante toda la sesión. De hecho, se bajó antes de tiempo del coche y no pudo completar los entrenamientos por una fuga de agua. Un pequeño contratiempo para Mercedes, que parece el equipo a batir este fin de semana. El finés tendrá que hacer uso de los datos que ha recogido Hamilton en las tandas largas para ver hasta dónde puede llegar el coche. El otro piloto que tuvo un problema técnico fue Brendon Hartley, que tuvo que aparcar su Toro Rosso en una de las escapatorias a pocos minutos del final por un problema aparentemente en la unidad de potencia.

Precisamente el finés y los Force India fueron los únicos que no marcaron su vuelta rápida con los neumáticos ultrablandos. Lo tres lo hicieron con los blandos, el más duro de los compuestos que hay este fin de semana. Habrá que esperar a mañana para ver de qué son capaces, puesto que tampoco en la primera sesión los Force India mostraron sus cartas.

La lucha en la zona media se prevé muy ajustada, como está siendo habitual esta temporada. Hay muchos equipos que parecen capaces de colarse entre los 10 primeros y el más mínimo detalle marcará la diferencia. Aquí parece que los Haas han recuperado terreno y podrían ser la cuarta fuerza. Pero Gasly, Alonso o los Renault pueden plantar cara. Alonso hizo su tiempo en los últimos minutos y cuando estaba apretando para mejorar su registro, trompeó en la curva 3. Se quedó octavo y con mejores sensaciones de las que había tenido el resto del día.

Tabla de tiempos