Dice el refranero español que a perro flaco todo son pulgas, y así podríamos definir la carrera de los pilotos de Williams en el Gran Premio de Francia. Una sanción a Sirotkin por ir demasiado lento con el coche de seguridad en pista y un pinchazo sufrido por Stroll a falta de dos vueltas hundieron aún más a una escudería que no encuentra soluciones a sus problemas.

Fuente: www.williamsf1.com

Así se van los pilotos de Francia

Lance Stroll: otro nuevo abandono para el canadiense, que no puntúa desde la carrera en Bakú a finales de abril. El fuerte ritmo que impuso desde el principio para afrontar la salida y defenderse de sus rivales dejó sus neumáticos muy degradados, tanto fue así que en la penúltima vuelta sufrió un pinchazo en una de sus ruedas y se vio obligado a abandonar antes de tiempo.

Sergey Sirotkin: al igual que su compañero de equipo, Sergey tampoco tuvo la fortuna de su lado. Tras una buena salida, se asentó en la zona media baja de la parrilla, pero una sanción de cinco segundos por ralentizar el ritmo con el coche de seguridad en pista, terminó con las pocas posibilidades que tenía, y finalmente acabó en decimoquinta posición.

Así se va Williams de Francia

Un decimoquinto puesto y un abandono son motivos suficientes para catalogar de mal resultado el obtenido durante la carrera de ayer, aunque la cercanía del Gran Premio de Austria es una razón para tratar de olvidar lo antes posible este fin de semana y centrarse en lo que pueda ocurrir en el Red Bull Ring. Siguen últimos en el Mundial de Constructores con solo 4 puntos.

Impresiones de la carrera

Declaraciones extraídas de www.williamsf1.com (traducción propia)
Lance Stroll

“Al principio el ritmo no era tan malo y he empezado bien. A unas 20 vueltas del final sentí una vibración masiva en el coche y había un gran desgaste en el neumático delantero izquierdo. Tenía un pinchazo en ese neumático y luego con Vandoorne, cuando me adelantó, ya estaba tan mal que no podía girar a la derecha, ya que no tenía apoyo en el neumático izquierdo. Luego, a pocas vueltas del final, la vibración era tan fuerte que el neumático reventó y eso fue todo. Era optimista hacer toda la carrera con un solo juego de neumáticos, y creo que fuimos los únicos que intentamos llegar hasta el final. Intentamos hacer algo, pero no funcionó. Ciertamente no era la carrera que esperábamos”.

Sergey Sirotkin

“Fue una carrera bastante movida con algunas buenas batallas. Me divertí un poco en la primera vuelta, pero obviamente quieres más ritmo para poder luchar y adelantar a la gente, pero hoy no ha sido así. Sería más agradable luchar que protegerte, pero aún así dimos un paso adelante respecto a la clasificación. Con nuestra estrategia podíamos luchar contra el resto de coches hasta el final de la carrera. Sigo pensando que mi carrera podría haber sido diferente porque me quedé atascado detrás de los coches de delante. Me costó los frenos y los neumáticos, y no pude hacer nada, así que creo que podríamos haberlo hecho de otra manera. Hice lo que el equipo quería que hiciera. Estamos donde estamos, no es fácil”.

Rob Smedley, Jefe de Ingeniería de rendimiento

“Con el ritmo del coche, tanto con bajo como con alto consumo de combustible, siempre iba a ser extremadamente difícil, así que nos centramos en las tácticas que podrían ser útiles para nosotros. Estábamos razonablemente seguros de que podríamos hacer toda la carrera con un neumático blando, como en el coche de Sergey, así que cuando lo discutimos esta mañana, pensamos que si salía un coche de seguridad en la primera vuelta, pararíamos en boxes. Lo hicimos con la esperanza de que los coches más rápidos saldrían por detrás de nosotros y luego se trataba de ver si podíamos detenerlos o no. A propósito pusimos a Sergey en zona de DRS detrás de Lance para que pudiéramos intentar protegerlo de Ericsson y Hartley que se acercaron al final. Desafortunadamente, en un punto Sergey perdió el DRS y ambos lo lograron. Sin embargo, con esa estrategia hemos conseguido mantenernos por delante de Alonso, lo que es una pequeña gratificación en lo que ha sido un fin de semana extremadamente difícil. Lance tuvo mala suerte con su pinchazo después de hacer una gran salida. Ambos pilotos hicieron un trabajo sólido para el equipo al intentar lo que pudieron para tratar de mejorar nuestra posición final. Sin embargo, esto no es lo que queremos, y tenemos que seguir trabajando en equipo para mejorar las cosas”.