Mala clasificación para el equipo Ferrari en Austria. Kimi Räikkönen partirá desde la tercera posición, mientras que su compañero Sebastian Vettel cae hasta la sexta debido a una sanción por molestar a Carlos Sainz en su vuelta lanzada.

Impresiones de la joranda

Declaraciones extraídas de la web oficial de Ferrari (traducción propia)

Sebastian Vettel

“Lo siento por Carlos, nunca fue mi intención arruinarle su vuelta. No se ve bien por los retrovisores, con el alerón trasero y todo lo demás, y esta vez no me dijeron que iba a venir. En cuanto a mi clasificación, creo que tenía otra décima en el bolsillo, pero probablemente no lo suficiente como para convertirme en una amenaza. En mi primera vuelta supe que tenía que acelerar, así que presioné muy fuerte y cometí un pequeño error que se convirtió en un gran inconveniente, así que intenté recuperar la concentración para mi último intento, que siempre es difícil, y probablemente no lo conseguí del todo. Ahora vamos a centrarnos en la carrera de mañana”.

Kimi Räikkönen

“Obviamente, no es el resultado ideal, pero es un resultado bastante decente. Ha sido un día bastante sencillo y consistente. He luchado un poco con el subviraje en las últimas curvas para conseguir que el coche girara y llevara la velocidad adecuada en la curva, pero aparte de eso estaba bien. Seguro que siempre hay cosas que mejorar y siempre se puede ir más rápido. Hoy hemos hecho todo lo que hemos podido, pero no ha sido suficiente. Mañana es un día diferente, sabemos que a veces la clasificación es diferente de la carrera. Empezaremos con neumáticos diferentes a los de nuestros competidores, así que será interesante ver cómo funciona. Este es un circuito bastante especial, el tiempo de vuelta es muy corto, así que esperamos que todo el mundo esté muy cerca. En cuanto a los adelantamientos, se supone que es más fácil con una zona DRS adicional. Esperemos tener un día más fuerte el domingo”.