Mercedes llega a Silverstone después de un GP de Austria de pesadilla, donde ambos coches abandonaron. Les sorprendieron las averías y la sorpresiva degradación de los neumáticos, y se fueron con las manos vacías. Ahora intentarán compensarlo volviendo con más fuerza en Gran Bretaña.

Así llegan los pilotos a Gran Bretaña

Lewis Hamilton llega a su Gran Premio de casa dispuesto a resarcirse ante su legión de fans del mal sabor de boca que aún le debe durar después del GP de Austria, donde tuvo que abandonar cuando su monoplaza experimentó una avería en la bomba de gasolina y donde tuvo grandes problemas para gestionar el imprevisto blistering en sus neumáticos. Ha sido el primer abandono del inglés esta temporada que ha provocado perder el líderato del mundial en favor de Vettel por solo un punto. Este fin de semana intentará recuperarlo ante su gente, en un GP que el año pasado ganó con doblete de Mercedes.

Valtteri Bottas también llega doliente de un fin de semana de fracaso en Austria, donde abandonó a las primeras de cambio a causa de una perdida de presión hidráulica. El finlandés también ha perdido su posición en el mundial, viéndose sobrepasado por Verstappen y quedando ahora sexto con 92 puntos.

Así llega Mercedes a Gran Bretaña

Eran favoritos para ganar en Austria, y se fueron con un sorprendente cero y sin cruzar la bandera a cuadros. Lección de humildad que les hace recordar que cada pequeño error se paga y que en esta competición nunca te puedes dar por favorito. Después de un doblete de abandonos, esperan repetir doblete en Silverstone, pero en el primer y segundo puesto del podio, tal y como hicieron el año pasado.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web oficial de Mercedes AMG F1 (traducción propia)

Toto Wolff

“Las carreras automovilísticas pueden ser muy crueles, y lo fueron increíblemente para nosotros en Austria. Antes de la carrera en Spielberg, algunas personas en el paddock me dijeron que iba a ser un doblete fácil para nosotros porque teníamos el coche más rápido. Pero aunque la clasificación fue un buen resultado, no es hasta el domingo cuando se otorgan los puntos. Sin embargo, son los tiempos difíciles los que nos ayudan a crecer como individuos y como equipo, no los buenos.

El automovilismo nos enseñó una lección de humildad el domingo, incluso cuando tienes el coche más rápido, incluso cuando conduces las primeras 12 vueltas con ambos coches, las cosas se te escapan muy rápido si cometes errores. Esa es la competición en la que estamos, las lucha que abrazamos y lo que hace de este deporte un reto tan brillante.

Asumimos toda la responsabilidad de nuestros errores, lo que requiere agallas, y ahora los analizaremos y volveremos más fuertes de ese aprendizaje. Ambos pilotos estaban tranquilos y mostraron un verdadero liderazgo. Hemos tenido el coche más rápido y fiable de los últimos años, y nos lo han recordado.

Venimos a Silverstone tras el peor fin de semana que hemos tenido en mucho tiempo. Estamos decididos a luchar duro en casa y volver con un resultado sólido, digno de la actuación de nuestros pilotos, de la pasión de nuestros aficionados y de la marca Mercedes”.