Lewis Hamilton ha conseguido su cuarta pole consecutiva en Silverstone, la sexta de toda su carrera. Y la de hoy ha sido la más apretada de todas, puesto que tan solo 44 milésimas, su dorsal, le han colocado por delante de Sebastian Vettel. Los Ferrari han sorprendido con su rendimiento aquí y hasta Räikkonen ha podido luchar por la pole en el último momento. Bottas, en cambio, saldrá desde la cuarta posición. Los Red Bull están muy descolgados este fin de semana y su preocupación está más orientada hacia los Haas que hacia la parte de arriba.

Y es que los motores Ferrari están mostrando en Silverstone que, a día de hoy, están por encima de los motores Mercedes. Todos los pilotos motorizados por Ferrari, salvo Marcus Ericsson, han conseguido meterse en la Q3. Los Haas demostraron que ahora mismo son el líder de la zona media y lideraron con facilidad la otra liga, incluso acercándose a los Red Bull. Kevin Magnussen terminó a tan solo una décima de Ricciardo y partirá séptimo, aunque también es verdad que el australiano adoleció de problemas de DRS en su vuelta lanzada. Grosjean saldrá en la retaguardia de su compañero, en la octava posición.

Y tras los Haas, el hombre de moda: Charles Leclerc. El monegasco puso a su Sauber noveno. Sin embargo, debemos empezar a hablar ya de que el Sauber es un coche en ascenso y no tanto de que Leclerc está haciendo milagros. Su compañero de equipo, Marcus Ericsson, saldrá desde la 15º posición, en una clasificación desastrosa del sueco. Force India también parece que está en ascenso. Esteban Oco pudo clasificar décimo, mientras que Sergio Pérez saldrá desde la 12º posición.

Si Haas, Sauber y Force India están en ascenso, Renault y McLaren están claramente en descenso. Carlos Sainz se perdió su primera Q3 y su primera Q2 del año al caer eliminado en la Q1 tras encontrar tráfico en su vuelta rápido. Contraste con su compañero de equipo, Nico Hülkenberg, que saldrá 11º tras quedarse a las puertas de la Q3. Por su parte, Fernando Alonso saldrá 13º, en una clasificación que abre las puertas a entrar en los puntos mañana. El que ni cuenta es Stoffel Vandoorne, que tras una Q1 desastrosa saldrá 17º.

En el fondo de la parrilla encontramos a los Toro Rosso y a los Williams. La clasificación de la escudería italiana estuvo marcada por la rotura dramática de la suspensión del monoplaza de Brendon Hartley en los libres 3, que impidió al neozelandés salir a la pista en clasificación. Gasly, al que le cambiaron la suspensión obligados por la FIA, pudo colarse en Q2 pero una vez en ella no pudo hacer mucho. Los Williams ni suben ni bajan, siempre están abajo. En esta Q1, los pilotos de la escudería patrocinada por Martini terminaron sus respectivas clasificaciones en la grava, después de tener problemas con el subviraje del coche.

Mañana se nos viene una carrera muy disputada, tanto por el medio como en la parte de arriba. La potencia del motor Ferrari ha pillado por sorpresa a Mercedes y Hamilton tiene más complicado que nunca llevarse la victoria en su casa.