Tal y como se esperaba, Lewis Hamilton ha liderado la última sesión de entrenamientos libres antes de la clasificación que tendrá lugar en menos de dos horas. Sin embargo, el piloto inglés ha comprado que la superioridad del Mercedes que se esperaba aquí no es tal y que los Ferrari están muy cerca de sus tiempos.

La tercera sesión de entrenamientos libres ha estado marcada por el impresionante accidente de Brendon Hartley. La suspensión de su Toro Rosso se destrozó por completo en plena frenada y el neozelandés se fue directo contra la grava, primero, y contra el muro, después. El Toro Rosso llegó incluso a levantar el vuelo levemente antes de impactar contra las protecciones. El accidente ha provocado un gran nerviosismo en Toro Rosso, tanto que Pierre Gasly no ha llegado a salir a pista de nuevo por seguridad.

Kimi Räikkonen se puso al frente de la clasificación una vez terminado el periodo de bandera roja provocado por el accidente de Hartley. El finlandés rodó muy rápido y llegó a dejaba a su compatriota, Valtteri Bottas, a seis décimas. Vettel cerraba la segunda línea. El alemán no salió a un último intento por molestias en el cuello, que se fue a tratar con su fisioterapeuta. La tercera línea es para los Red Bull, que en este circuito parece estar lejos de Ferrari y Mercedes. Hamilton, en su primer intento con los blandos, dejó a Räikkonen a 93 milésimas, a una distancia mucho menor de la que se esperaba aquí.

Fuera de eso, hemos visto una zona media muy igualada, donde Fernando Alonso terminó la sesión 13º y Carlos Sainz 15º, por detrás de los Sauber, los Haas y los Force India. Pasar a la Q3 estará complicado para los españoles, pero hay posibilidades.

Tabla de tiempos