El equipo M-Sport es uno de los invitados al Festival de Goodwood, al que asistirán con Sebastien Ogier y Elfyn Evans a los mandos de los Fiesta WRC.

En pleno parón en el Campeonato del Mundo de Rallyes, llega una de las citas del motor más importantes de Reino Unido y M-Sport no podía fallar a la cita. El equipo de Malcolm Wilson acudirá esta semana a Goodwood con el Ford Fiesta WRC que les ha devuelto a la primera línea del certamen, pilotado por Sebastien Ogier y Elfyn Evans, oficiales la marca americana en el Mundial.

Con un mes y medio entre las pruebas de Italia y Finlandia, los equipos del Mundial de Rallyes han aprovechado las últimas semanas para poner a punto sus máquinas para los bosques del norte de Europa e incluso para Alemana, próxima cita de asfalto de la temporada. Pero en medio de este parón se va a colar una cita emblemática de Gran Bretaña como es el Festival de Goodwood, que cuenta con el privilegio de tener al vigente campeón del WRC entre la lista de participantes. Sebastien Ogier se pondrá al volante de uno de los Ford Fiesta del equipo M-Sport en esta fiesta del motorsport al sur de Gran Bretaña. El pentacampeón no estará sólo y el segundo piloto de M-Sport Ford, Elfyn Evans, también competirá con el modelo de la marca del óvalo.

Este año el Festival de Goodwood contará también con antiguas legendas de los rallyes como Jimmy McRae, pentacampeón británico y que se pondrá a los mandos de un Subaru Legacy y Ford Sierra RS Cosworth, o el bicampeón del mundo Walter Röhr, que hará lo propio con un Porsche 911 SC ‘Paris-Dakar’. Además también se darán cita Gwyndaf Evans, padre del piloto de Ford y campeón británico en 1996, y Nicky Grist, copiloto de McRae y ganador de 21 pruebas del Mundial.

Kubica finalmente no estará con Lancia

A finales de la semana pasada surgieron algunos rumores sobre la posibilidad de ver a Robert Kubica con un Lancia 037 luciendo los colores de Martini Racing. Y es que Goodwood conmemorará en este 2018 los 50 años de la marca del vermut en las carreras y la asociación de la firma con Williams suponía el escenario perfecto para volver a ver al piloto polaco a los mandos del modelo italiano, aunque a lo largo del Gran Premio de Gran Bretaña el propio Kubica desmintió esta información. Eso sí, no descarta desplazarse hasta el festival, aunque será como espectador y no como participante.