Skoda Motorsport trabaja en una nueva actualización para el Fabia R5 para la próxima temporada, buscando mantener su ventaja en la categoría. 

La llegada de nuevos modelos a categoría R5 está obligando a las marcas ya presentes a reinventarse para no perder el tren, en especial Skoda y Ford por su posición dominante. Una batalla por dominar las carreras clientes que en los próximos meses vivirá la llegada del que se espera un duro rival como es el Polo GTi de Volkswagen, pero aún así el Grupo VAG no tirará la toalla con el Fabia R5 y ya preparan una actualización del modelo para la temporada 2019, aspirando así a mantener su dominio en campeonatos como el WRC 2.

El Ford Fiesta y el Skoda Fabia han sido los grandes dominadores de la categoría R5 en los últimos años, siendo la marca checa quienes han liderado el Mundial de Rallyes desde 2015, recuperando poco a poco el tiempo perdido con el preparador M-Sport, primeros en desarrollar un modelo R5. Pero las evoluciones de Hyundai en el i20 y el desembarco del Citroën C3 y el Volkswagen Polo GTi este año se plantean como los grandes revulsivos del apartado R5.

Según informan medio alemanes, el departamento de competición de Skoda ya trabaja en una evolución mecánica que llegará en 2019 para su equipo oficial y sus clientes. Cambios que tendrán en una nueva transmisión su punto más importante para mejorar la entrega de potencia, así como un aligeramiento en todo el modelo que vendrá acompañado de una renovada jaula de seguridad.

Actualmente Skoda lidera con solvencia la categoría WRC 2 en el Mundial de Rallyes sobre el equipo M-Sport; mientras que Hyundai Motorsport carrera a carrera está realizando mejoras gracias al programa de desarrollo con Jari Huttunen y con diferentes clientes en toda Europa. Por su parte, Peugeot Sport aún no se ha pronunciado sobre la continuidad del 208 T16 aunque los esfuerzos del Grupo PSA han estado centrados en el nuevo C3 y todo hace presagiar que el modelo de la marca del león no recibirá más actualizaciones.