Sebastian Vettel y Lewis Hamilton son los máximos candidatos a alzarse con el título de campeón del mundo de Fórmula 1 esta temporada. Después de 10 carreras disputadas, el alemán cuenta con una ventaja de ocho puntos sobre el piloto de Mercedes. Las 11 carreras restantes decidirán al nuevo campeón.

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel son los máximos candidatos a llevarse el título en 2018 | Foto: Formula 1

La fiabilidad

Las sanciones y la fiabilidad serán claves para decidir el nuevo campeón del mundo. En el Gran Premio de Austria, Mercedes sufrió un doble abandono. Primero, Bottas se retiró por una pérdida de la presión hidráulica, y después Hamilton abandonó por una pérdida de la presión del combustible. Por su parte, Ferrari sólo ha sido golpeada por la fiabilidad en España, cuando Räikkönen tuvo que retirarse por una pérdida de potencia.

En 2017, la fiabilidad fue decisiva en el desenlace del Mundial. En el GP de Malasia, un problema en el turbo impidió a Vettel marcar un tiempo en clasificación. Al día siguiente remontó para ser cuarto, mientras que Hamilton fue segundo. En la siguiente carrera, en Japón, Vettel tuvo que retirarse en las primeras vueltas por un problema en una bujía. Hamilton volvió a ganar y dejó el Mundial casi sentenciado.

El papel de los escuderos

Tanto Kimi Räikkönen como Valtteri Bottas serán decisivos en el desenlace del Mundial. Los dos pilotos finlandeses son los escuderos de sus compañeros, y su principal objetivo será restar los máximos puntos posibles a Vettel o Hamilton. Los dobletes serán clave en las 11 carreras que quedan por disputarse.

La evolución de Mercedes y Ferrari

Una de las claves que decidió el Mundial de 2017 fue la evolución de ambos equipos. Mientras que Mercedes dio un paso adelante a partir de Spa (consiguieron seis victorias de nueve en la segunda mitad de temporada), Ferrari no pudo seguir el ritmo del equipo alemán y sólo pudo ganar con Vettel en Brasil. Esta temporada se presenta con el mismo dilema: si uno de los dos coches evoluciona más que el otro, la balanza se decantará a su favor.

El papel de Red Bull

El equipo austríaco ha conseguido tres victorias en lo que llevamos de temporada, las mismas que Mercedes y una menos que Ferrari. Daniel Ricciardo venció en China y en Mónaco, mientras que Max Verstappen consiguió su primera victoria del año en Austria. Mención especial merece la victoria de Ricciardo en las calles de Mónaco. Allí, el piloto australiano consiguió una victoria agónica, demostrando una vez más que Red Bull tiene el mejor chasis de la parrilla. Circuitos como Hungría o Singapur pueden venir bien al monoplaza austríaco, y el rendimiento de sus pilotos puede ser clave en algunas de las carreras que quedan por disputarse.

La presión sobre Hamilton y Vettel

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel están entre los mejores pilotos de la parrilla, pero en ocasiones, como todos, cometen errores. Una mala salida que comprometa el resto de la carrera (como Hamilton en varias carreras de 2016), un error en la estrategia o un simple toque con otro coche (Vettel y Hamilton en el GP de México 2017), se suman a la lista que puede decidir el Mundial esta temporada.

Como hemos visto, los detalles decidirán el nuevo campeón del mundo de Fórmula 1. Ahora sólo hay que dejar pasar el tiempo para encontrar al piloto ganador.