El equipo Renault afronta la última carrera antes del parón veraniego con optimismo después del buen resultado obtenido por Nico Hülkenberg en Hockenheim. El piloto español Carlos Sainz buscará romper su mala racha después de tres carreras fuera de los puntos.

Así llegan los pilotos a Hungría

Carlos Sainz: con su futuro en el aire, el piloto español encara el Gran Premio de Hungría con la motivación de acabar con la mala racha de resultados por la que pasa: tres grandes premios (Austria, Gran Bretaña y Alemania) acabando fuera de los puntos que le mantienen en la duodécima posición del Campeonato de Pilotos. Actualmente cuenta con 28 puntos, uno menos que Ocon y Pérez y once por debajo de Kevin Magnussen. En la última cita del campeonato Sainz fue sancionado después de adelantar tras el ‘Safety Car’, por lo que acabó en duodécima posición, fuera de la zona de puntos.

Nico Hülkenberg: el alemán firmó en Hockenheim su mejor resultado de la temporada al acabar en quinta posición. Iguala así el mejor resultado del año para Renault (el propio Sainz también fue quinto en el GP de Azerbaiyán) y suma diez puntos más a su casillero de puntos. Así, Hülkenberg se clasifica en la séptima clasificación con 52 puntos, doce más que Fernando Alonso.

Así llega Renault a Hungría

El caos provocado con la llegada de la lluvia al GP de Alemania benefició a unos y perjudicó a otros. Uno de los grandes favorecidos fue Nico Hülkenberg, que pudo escalar hasta la quinta posición para convertirse en el “mejor de los mortales”. Así, amplió en diez puntos la nómina de puntos del equipo francés para distanciarse aún más de Haas y Force India en la lucha por el cuarto puesto. A día de hoy la diferencia se establece en los 21 puntos con sus rivales directos.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web Formula1.com; (traducción propia)

Carlos Sainz:

“Es una pista muy apretada, similar a la de Mónaco en cierto modo, pero obviamente sin las barreras. Hungaroring es una pista que me gusta, especialmente en la clasificación, donde tienes que estar mucho tiempo en ella. Una vuelta es muy intensa y ocupada con muchas combinaciones de curvas que tienes que hacer bien. Es un circuito difícil de adelantar, pero la primera curva es probablemente la mejor oportunidad.

Es la última carrera antes de las vacaciones de verano, así que nos hemos esforzado mucho para terminar con una nota brillante. Este último mes ha sido un reto, pero nuestra atención se centra en esta carrera y en asegurarnos de que volvemos a estar en los puntos. Tengo sentimientos encontrados sobre las vacaciones de verano. Por un lado, es bonito porque tienes la oportunidad de reiniciar todo un poco, pero por otro, me encanta correr y lo echaré de menos durante unas semanas”.

Nico Hülkenberg:

“Me gusta mucho Hungría, es un buen fin de semana de Gran Premio. Es la ronda final antes de las vacaciones de verano, algo que espero con impaciencia después de una apretada y reñida serie de carreras europeas. En cuanto al circuito en sí, es muy técnico, con algunas divertidas combinaciones de curvas, que vienen lentas y rápidas. Todas las curvas se combinan de alguna manera, y un pequeño error significa que la siguiente está comprometida. Es importante lograr ese equilibrio y armonía con el automóvil. Suele ser un Gran Premio físico, muy caluroso y ajetreado al volante. Es una carrera en la que la forma física es clave, más que algunas carreras, y eso es un reto que me encanta.

La ciudad de Budapest destaca en el calendario. Es un lugar muy bonito con la arquitectura y el río fluyendo a través. La comida también tiene algo que esperar, especialmente el gulash húngaro. Es un lugar interesante, una bonita ciudad final para visitar antes de las vacaciones de verano. Los aficionados siempre son apasionados en Hungría y siempre disfrutan del fin de semana del Gran Premio”.

Cyril Abiteboul, (Director General de Renault Sport Racing)

“Como última carrera antes del comienzo de las vacaciones de verano, el Gran Premio de Hungría es una buena oportunidad para ganar algo de terreno en la clasificación. Estamos a poco más de la mitad del año 2018, lo que ha resultado interesante, pero a la vez desafiante, en nuestro intento por conseguir el cuarto puesto en el campeonato de constructores.

Entramos en Budapest tras un buen resultado en Alemania. Diez puntos significan que hemos ampliado nuestra ventaja a más de 20 puntos sobre nuestros rivales más cercanos, pero aún queda un largo camino por recorrer y mucho trabajo por hacer si queremos mantener esta esbelta diferencia. Antes de que podamos empezar a pensar en las vacaciones de verano, debemos superar esta complicada carrera en el calendario. Sabemos que Hungaroring es un circuito difícil por varias razones, pero como en cualquier ronda, vamos allí con un sentido de optimismo y alto nivel”.