Día de contratiempos para Nico Hülkenberg. El alemán estaba siendo el mejor del resto hasta que su coche se apagó en los primeros libres. Perdió mucho tiempo en pista, aunque Renault pudo recopilar muchos datos con Carlos Sainz. El madrileño fue octavo por la tarde, solo por detrás de Romain Grosjean en la lucha de media tabla.

Hülkenberg observando cómo retiraban su monoplaza | Foto: F1

Entrenamientos Libres 1

Renault comenzó bien la jornada, colocando a sus dos monoplazas en las mejores posiciones tras Mercedes, Ferrari y Red Bull. Los franceses se postulaban como la cuarta fuerza para el fin de semana, pero un problema en la batería del coche de Nico Hülkenberg acabó con su sesión de forma precipitada. El alemán vio como su coche se apagaba sin previo aviso y tuvo que aparcarlo y ver el resto de los entrenamientos desde fuera. Perdió la última media hora, lo que provocó que cayese hasta la octava plaza de la tabla. Su tiempo, 1:19.025. Lo consiguió con neumático ultrablando, el único que utilizó en las 14 vueltas que completó.

Carlos Sainz finalizó justo por detrás de su compañero, noveno. El madrileño sí pudo acumular kilómetros y llegó hasta las 32 vueltas. También probó únicamente los ultrablandos. Pudo montar por fin el nuevo alerón delantero de Renault. No lo pudo estrenar en Alemania por falta de recambios, ya que el equipo francés guardó las únicas piezas que había para Hülkenberg.

Entrenamientos Libres 2

Parecía que Renault había solucionado el problema en el coche de Hülkenberg justo a tiempo para el inicio de la sesión vespertina, pero el equipo detectó algún problema que hizo que volviesen a desmontar el monoplaza. Al final perdió 45 minutos, la mitad de la sesión, lo que hizo que perdiese un tiempo muy valioso en pista. Cuando salió ya no pudo realizar una simulación de clasificación en igualdad de condiciones y finalizó 14º. Dio 23 vueltas al Hungaroring y utilizó los neumáticos medios y ultrablandos.

En el otro lado del garaje, el de Sainz, hubo menos problemas. El madrileño pudo rodar sin problemas y completó 38 vueltas al trazado húngaro. Hubo división de estrategias dentro del equipo, por lo que el español optó por probar la goma blanda. Solo ha traído un juego de medios a esta carrera y lo van a guardar para la carrera, por si fuera necesario. De pasar a la Q3 sería muy importante contar con ese juego porque se vería obligado a salir con los ultrablandos. Hoy Sainz finalizó octavo, segundo mejor del resto, aunque algo lejos de Grosjean.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de la web de la F1 (traducción propia)

Nico Hülkenberg

“Perdimos mucho rodaje hoy, lo que nunca ayuda. Teníamos un ritmo razonable por la mañana, pero el coche se apagó sin avisar. Una vez que cambiaron la batería pude salir por la tarde, pero obviamente mi programa era muy diferente al previsto. En el lado positivo, seguíamos entre los diez primeros al final de los Libres 1, así que no todo fue malo. Mirando al otro lado del garaje no parece haber mayores preocupaciones, así que espero un mejor día mañana”.

Carlos Sainz

“Fue bueno salir a esta pista y el coche parecía bastante decente. Hicimos el programa habitual y pudimos hacer progresos positivos. Como de costumbre, hemos identificado lo que tenemos que hacer para mejorar el coche y estoy deseando que llegue mañana”.

Nick Chester, Director Técnico del chasis

“Nico perdió algo de tiempo con el cambio de la batería, pero aparte de eso fue razonablemente sencillo para nosotros. Carlos ha tenido un día decente, con un buen ritmo en las dos sesiones y dándonos un buen feedback para que trabajemos en la puesta a punto. Nico ha perdido mucho rodaje hoy, pero ha estado en el ritmo en los primeros libres y sabemos que es algo de lo que puede recuperarse muy fácilmente”.