Red Bull, favorito a todo antes de la clasificación, perdió gran parte de sus opciones a la victoria bajo el diluvio que cayó en el Hungaroring. Daniel Ricciardo no tuvo suerte y cayó eliminado en la Q2. Saldrá 12º, mientras que Max Verstappen arrancará 7º tras no tener el ritmo necesario para luchar por la pole en mojado.

Ricciardo con los neumáticos de lluvia extrema | Foto: Red Bull

Entrenamientos Libres 3

En la última sesión de entrenamientos antes de la clasificación no se vio cómodos a los Red Bull. Sus tiempos fueron muy similares a los conseguidos ayer por la tarde, mientras que sus rivales rebajaron mucho sus cronos. Aunque las condiciones eran similares a las de la jornada de viernes, los de Milton Keynes no pudieron plantar cara a Ferrari ni Mercedes y finalizaron en quinta y sexta plaza. Daniel Ricciardo terminó en esta ocasión por delante de Max Verstappen, ambos muy lejos de los tres primeros clasificados. Los pilotos de Red Bull fueron los que menos giros dieron al trazado húngaro: 11 dio Ricciardo y 14 Verstappen. El holandés probó los tres compuestos de seco: el medio, el blando y el ultrablando. Su compañero no utilizó el blando, pero sí los otros dos.

Clasificación

De poco les sirvió el entrenamiento matinal. La lluvia llegó antes de la clasificación para agitar las cosas y dar más opciones al resto de pilotos. Todos comenzaron con neumáticos intermedios para terminar pasando a compuestos de seco. Y ahí Red Bull y Ricciardo casi se quedan fuera. El australiano montó neumático blando, a diferencia del resto de pilotos, que llevaban ultrablandos. Estuvo al filo del abismo durante toda la Q1, aunque al final se logró salvar. Verstappen pasó el corte algo más holgado, en segunda posición, solo por detrás de Vettel.

En la Q2 Ricciardo no tuvo la suerte que le había acompañado en la primera ronda. El australiano salió con intermedios (había empezado de nuevo a llover) y acertó la estrategia, pero Lance Stroll trompeó justo delante de él y tuvo que abortar la vuelta. Era esa vuelta la que daba el pase a la Q3, ya que la lluvia se intensificó y ya fue imposible mejorar los tiempos. Verstappen, que había salido con ultrablandos y tuvo que pasar por boxes para cambiarlos, pudo colarse entre los 10 primeros y llegar a la lucha por la pole. Ricciardo, que lo siguió intentando con lluvia extrema, partirá 12º, justo por detrás de Alonso. Verstappen lo hará en séptima posición, con el Toro Rosso de Gasly y el Renault de Sainz por delante. El holandés no encontró el agarre necesario para pelar con los neumáticos de lluvia extrema y mañana le tocará remontar para intentar llegar al podio.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de la web de Red Bull (traducción propia)

Max Verstappen

“Mi principal problema hoy ha sido la falta de agarre, especialmente en la Q3. La sensación con el neumático intermedio no fue tan mala, pero cuando pusimos los de lluvia extrema fue realmente difícil. Parece que en este momento el coche de este año sufre un poco en mojado y tenemos que ver por qué es diferente al del año pasado. Ya habíamos experimentado lo mucho que sufrimos para calentar los neumáticos y hoy lo hemos demostrado. Normalmente me siento lo suficientemente cómodo como para dar una vuelta en estas condiciones, pero hoy no he podido hacerlo. Creo que, debido a la lluvia, hemos perdido una oportunidad de tener una clasificación muy fuerte, así que es un poco frustrante. No estábamos contentos esta mañana en seco, pero hicimos algunos cambios en los reglajes que creo que nos hubiesen hecho mejorar para la clasificación, si no hubiera llovido. Esto me da confianza para mañana, pero empezar 7º aquí no es fácil. Creo que se supone que estará seco y hará mucho calor para la carrera. Dicho esto, no esperábamos esto hoy, así que esperemos y veremos qué obtenemos mañana”.

Daniel Ricciardo

“Parece que hoy no tuvimos suerte. Teníamos unos neumáticos blandos que tuvimos que usar y pensamos que eran suficientes para pasar la Q1. Me puso las cosas difíciles, pero fueron lo suficientemente buenos. Luego, obviamente, la lluvia llegó al principio de la Q2 y el primer coche en la pista obtuvo una gran ventaja y las mejores condiciones. En mi primera vuelta cronometrada, la que tenía que contar al final, Stroll hizo un trompo delante de mí, así que tuve que abortar y luego la pista estaba más y más mojada y esa fue la única oportunidad de hacer una buena vuelta. En las siguientes vueltas estaba demasiado mojado y en el último sector sólo intentaba sobrevivir. Tuvimos que poner los de lluvia extrema, pero nunca iban a ser tan rápidos como los intermedios, ya que las condiciones de la pista empeoraron mucho en comparación con el principio. Pero fue más mala suerte que mala estrategia. Mañana, obviamente, voy a tratar de avanzar lo más rápido posible. Creo que tenemos el ritmo, pero al partir el 12º es un largo camino. ¡Adelantaré, encontraré la manera!”

Christian Horner, Jefe de equipo

“Una clasificación frustrante para nosotros hoy. La lluvia, que comenzó antes de la clasificación y fluctuó a lo largo de las sesiones, creó condiciones desafiantes. Después de navegar y pasar a la Q2, Daniel desafortunadamente tuvo que abortar su vuelta con los neumáticos intermedios después del trompo de Stroll. Después las condiciones empeoraron, necesitó neumáticos de lluvia extrema y no pudo mejorar su tiempo, eliminándolo de la Q3. Al principio, Max parecía fuerte en la Q3, pero a medida que aumentaba la lluvia, las condiciones de la pista y la visibilidad empeoraban y no tenía agarre para desafiar los mejores tiempos. Las posiciones 7 y 12 no son las que esperábamos para empezar el Gran Premio de mañana. Sin embargo, en condiciones secas nuestro ritmo de carrera ha parecido competitivo durante el fin de semana, así que esperamos poder aprovecharlo y progresar. Como hemos visto hoy, el tiempo puede cambiar rápidamente aquí también, así que podría ser una carrera muy interesante”.