El alemán no se da por vencido después de dos Grandes Premios poco alentadores para sus intereses de convertirse en Campeón del Mundo por quinta vez. “El coche es rápido y ha ido bien en todos los circuitos hasta el día de hoy“, asegura.

Recortar 24 puntos de desventaja en las nueve carreras que restan para la conclusión del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno. Ese es el objetivo que persigue Sebastian Vettel para sumar su quinta corona mundial, la que sería la primera con Ferrari. Y es que el alemán no baja los brazos a pesar de las últimas dos citas del calendario celebradas en Alemania y Hungría en las que pasó de liderar la clasificacación general con ocho puntos de diferencia a ser el segundo con 24 sobre el británico de Mercedes. ¿Es posible la remontada en la segunda mitad de año? Él confía en ella.

En declaraciones a Sky Sebastian Vettel ha sido muy claro: “Nuestro coche es más fuerte que el de Mercedes, así que creo que todavía estamos en posición para presionarles“, reflejó. Y es en esta segunda parte del campeonato -que se reanuda con el Gran Premio de Bélgica después del parón veraniego- cuando el aspitante a Campeón del Mundo espera dar el salto definitivo: “Confío en mejorar en las citas que están por llegar, tenemos mucho potencial y tenemos un monoplaza para luchar“, agregó.

Según el piloto alemán Ferrari ha dado un paso al frente en comparación con otras temporadas: “El año pasado perdimos el Mundial porque creo que nuestro coche no era lo suficientemente rápido para estar ahí arriba, pero este sí“, declaró al medio británico. El balance hasta el momento para Vettel parace positivo. De hecho, se muestra “contento” al comprobar que el SF-71Hha ido bien en todos los circuitos hasta el día de hoy”. El equipo de Maranello tampoco está en una gran posición en el Campeonato de Escuderías, ya que Mercedes les aventaja en diez puntos. Así que con la confianza por las nubes el alemán y ante la llegada del período veraniego sólo puede hacer una cosa: “Me siento relajado para irme de vacaciones“, sentenció.