M-Sport Ford ha decidido mantener el nuevo kit aerodinámico del Fiesta WRC de Sebastien Ogier para la próximas pruebas del Mundial. El piloto francés se mostró muy critico con el rendimiento del coche en Finlandia.

Desde los primeros compases del Rally de Finlandia, Sebastien Ogier se mostró muy crítico con las novedades que M-Sport llevó a esta prueba en colaboración con Ford Performance. Un renovado kit aerodinámico con el que el equipo del Malcolm Wilson esperaba situarse a la par del Yaris de Toyota, pero tal y como afirmó el propio Ogier no funcionó como esperaba y tanto él como sus dos compañeros de equipo se vieron muy por detrás del rendimiento de la forma japonesa e incluso de Citroën. Aún así, no darán un paso atrás y continuará trabajando en esa línea.

Tal y como ha confirmado la web oficial del campeonato, M-Sport Ford ha decidido que los nuevos pasos de rueda, los nuevos espejos y el renovado difusor se mantendrán en la unidad de Sebastien Ogier para el Rally de Alemania, próxima prueba del calendario. Una sorprendente decisión ante el mal resultado que han objetivo en Finlandia, donde Ogier no lograba pasar de la quinta posición. Pero no cabe duda de que Ford ha realizado una fuerte inversión en este kit y tendrán que seguir trabajando para conseguir obtener el rendimiento óptimo, aunque tal y como se encuentra la temporada no hay tiempo para pruebas en competición, cada segundo perdido acerca a Thierry Neuville y a Hyundai al título. Estas han sido las declaraciones del pentacampeón sobre estas nuevas piezas:

“Esperábamos ser mejores que eso. El año pasado, el coche estaba funcionando bien en Finlandia. Cada miembro del equipo logró marcar scratch y parecía que el paquete estaba bien, pero este año me sorprendió. Parece que fue el más lento de todos. No había mucho que hacer. Tenemos que tratar de analizar por qué fue así”.

Sebastien Ogier trambién estrenó unos nuevos amortiguadores en su Ford Fiesta pasando de los habituales Reiger a los Sachs, de los cuales aún no se sabe si los utilizará para la cita germana. Lo que si que parece seguro es que ni Elfyn Evans ni Teemu Suninen, al igual que la cuarta unidad que utilizará Jourdan Serderidis, contarán con estas nuevas piezas en Alemania.

Pero el piloto francés no sólo se está colando en los titulares por el pobre rendimiento en los bosques finlandeses, y de nuevo se reavivan los rumores que lo sitúan en Citroën la próxima temporada. La incierta situación del equipo de Versalles y las críticas hacia el equipo M-Sport este fin de semana, han vuelto a abrir el debate sobre la posibilidad de que el francés vuelva a lucir los chevrones en su mono de competición, ahora que Yves Matton ya no se encuentra al frente.