El RACC llevará su fórmula de promoción al Campeonato de Asturias de Rallyes en colaboración con la Federación Asturiana. Este nuevo Volant no contará con pruebas nacionales ni internacionales.

El RACC continúa con su interés por sacar adelante nuevos talentos en el automovilismo y gracias al apoyo de la Federación de Automovilismo del Principado de Asturias extenderán su fórmula denominada “Volant”. El organismo catalán consigue sacar así adelante uno de sus grandes proyectos de cara a la próxima temporada, confirmando al Volant RACC como una de las fórmulas de promoción más potentes del panorama nacional. Con el objetivo de reducir costes para los equipos, mantienen el Peugeot 208 1.2 Pure Tech como el coche escogido y sólo se disputarán pruebas del campeonato regional.

A principios de temporada comenzaron a surgir los primeros rumores en torno al Volant RACC Asturias, una nueva fórmula de promoción para el Campeonato de Asturias de Rallyes basado en la iniciativa que lleva nutriendo las listas del certamen catalán durante las últimas cuatro décadas. Rumores que no tardaron en ser confirmados por parte de la Federación del Principado y que finalmente se ha confirmado con la publicación del reglamento creado por el RACC y la FAPA para la próxima temporada.

Al igual que en Cataluña, el RACC ha optado por el Peugeot 208 1.2 Pure Tech al tratarse de un coche competitivo, un coche escuela y como un primer paso para dar el salto a la Peugeot Rally Cup Ibérica en el futuro. Según la información aportada por el RACC, el coste de este modelo estaría por debajo de los 19.000 euros, aunque supondrá un gasto importante para los equipos del campeonato asturiano, en el que actualmente no corre ninguna unidad. Una inversión que podrá saldarse en positivo dados los premios en metálico que ha preparado la organización, yendo desde los 900 a los 200 para los seis primeros en cada rallye; de 500 a 200 para los tres primeros en el apartado junior (menores de 25 años). Además a final de temporada se repartirán 11.500 euros con 5.000 para el ganador, 2.500 para el subcampeón, 1.000 para el tercer clasificado final y 3.000 para el campeón junior.

En cuanto al calendario, habrá que esperar a la Federación de Automovilismo del Principado de Asturias, que publicará el calendario para 2019 a finales de este año. El RACC ha querido ahorrar el máximo de costes para los equipos y por ello sólo las pruebas del certamen regional serán puntuables, y descartan las pruebas nacionales e internacionales. De esta forma quedan prácticamente sentenciados el Princesa de Asturias y el Villa de Llanes, que formarían parte del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Mientras que, al contrario que en Cataluña, no será un campeonato mixto y se centrará en el asfalto.

Al igual que ocurre en otras fórmulas de promoción, los equipos no tendrá una decoración libre y tendrán que lucir los colores del RACC y de la FAPA, así como de otros patrocinadores que pueden unirse al proyecto, en zonas visibles como la defensa delantera y trasera, las puertas o la parte trasera de la carrocería. Del mismo modo que en los monos de piloto y copiloto, en los que será obligatorio contar con los patrocinadores de la copa.