Carlos Sainz ha hecho balance del trabajo hecho y resultados obtenidos en lo que llevamos de campeonato. Entre otras conclusiones, reconoce que ha tenido algunos domingos donde todo se ha torcido, echando por tierra así el reflejo del trabajo realizado durante el fin de semana.

Carlos Sainz – Renault

Carlos Sainz ha dado sus impresiones de lo que llevamos de temporada antes del parón de la Fórmula 1. En declaraciones a Motorsport y haciendo balance de lo que ha sido todo desde los primeros momentos de este año, su principal conclusión es que su situación en el campeonato no refleja completamente la realidad.

“Ha sido extraño, porque estaba consiguiendo muchos puntos a principio de año sin estar 100% cómodo con el coche, y trabajando muy duro para sentirme cómodo. Barcelona fue un punto de inflexión, donde encontré esa estabilidad y esa confianza con el coche. Pero desde entonces me han pasado muchas cosas el día de la carrera y de repente los puntos no llegan, incluso si estoy muy seguro en el coche”.

“Paul Ricard fue un buen ejemplo, donde sufrimos un fallo en el motor y problemas al final. Hicimos un fin de semana perfecto, luego buena clasificación en Austria, en Hockenheim con el alerón delantero antiguo, siempre rodando en los puntos. Pero ciertas situaciones los domingos me han hecho perder muchos puntos, y algunas veces el campeonato no refleja la realidad completa del año”.

Así, Carlos se lamenta de que conforme ha ido avanzando el campeonato la situación se ha ido torciendo en un ángulo extraño. Y es que los domingos las cosas no salían como deberían, incluso después de haber tenido un fin de semana bueno. Problemas de fiabilidad y alguna sanción le han dejado por detrás de su compañero en el campeonato.

Además, el principal punto a mejorar de Renault ha sido el problema con el desgaste de los neumáticos. A partir del GP de Austria, todos se toman el problema mucho más en serio en cada carrera y trabajan en encontrar una solución.

“Desde entonces hemos sido mucho más prudentes y realistas en cuanto a que tenemos un problema con el desgaste de los neumáticos y ya desde el viernes y nos preparamos para hacerlo mejor el domingo. Por lo tanto estamos trabajando mucho en ello, y algunas carreras irán mejor, otras peor. Pero al menos sabemos por qué tenemos un problema y cómo afrontarlo”.

“Todavía creo que tenemos que gestionarlos mejor que nuestros rivales directos, pero creo que al menos lo entendemos y vamos aprendiendo de ello”.

Por otro lado, la situación en las últimas semanas se ha hecho más complicada para Carlos, sabiendo que no tendrá lugar en Renault tras la llegada de Daniel Ricciardo, y teniendo ya parte de su mente puesta en cuál será su próximo equipo, previsiblemente McLaren.