Tras el parón veraniego en la Fórmula 1, el Gran Circo regresa a la pista con la disputa del GP de Bélgica 2018, una buena oportunidad para Ferrari de acortar diferencias con Mercedes.

Así llegan los pilotos a Bélgica

Sebastian Vettel: lo tenía todo de cara hace dos carreras, en su Gran Premio de casa, pero la lluvia llegó y acabó fuera de la pista cuando lideraba la prueba. Y en Hungría tampoco pudo hacerse con el triunfo, concediendo más puntos ante un Hamilton que acostumbra a venir fuerte del parón de verano.  Con 189 puntos, Vettel está en la segunda posición del mundial a 24 del británico de Mercedes. Por detrás, le sigue Kimi de lejos con 146.

Kimi Räikkönen: parecía que este año podría ser su último como piloto de Ferrari, pero cada vez está más cercana su renovación para 2019. Está completando una gran temporada, en la que ya suma ocho podios, cinco de ellos de forma consecutiva. Le falta la guinda de la victoria, que podría llegar en un circuito donde ha ganado en cuatro ocasiones, el que más de la parrilla actual. Räikkönen ocupa la tercera posición del campeonato con 146 puntos, sólo 14 por delante de Bottas en su lucha particular por ser el mejor escudero de los líderes.

Así llega Ferrari a Bélgica

Su primera mitad de temporada ha sido muy buena, siendo el coche más rápido en muchas de las carreras, aunque ninguno de los dos campeonatos lo reflejen. Especialmente debido a las dos últimas carreras, con la lluvia como protagonista. Primero en la carrera de Alemania y después en la clasificación de Hungría, donde Hamilton hizo la pole y luego adelantar en Hungaroring…

Sin embargo, si siguen como hasta ahora, tienen altas posibilidades de darle la vuelta a la situación, en un año en el que Mercedes ha mostrado sus primeros síntomas de debilidad. A falta de nueve carreras sólo les separan 10 puntos de Mercedes (345 por 335). Son el equipo con más victorias en Bélgica (16), pero no ganan en Spa desde 2009. ¿Será este el año?