Suzuki Motor Ibérica desplazará tres unidades del Swift Sport al Rallye Princesa de Asturias, dos de la categoría N5 y la primera mula del N3 para la copa de 2019. 

El periplo asturiano en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto llega tras el parón veraniego con una prueba que será crucial para el equipo Suzuki Motor Ibérica, que se batirá por primera vez a un gran número de unidades N5. La marca japonesa no sólo desplazará las unidades pilotas por Javier Pardo y Joan Vinyes; sino que Gorka Antxustegi regresará al certamen con la primera prueba del Swift Sport para la Copa Suzuki Swift 2019.

La segunda mitad del Nacional de Asfalto se pone en marcha con la disputa del Princesa de Asturias, cita a la que Suzuki llega al frente de la categoría N5. Javier Pardo y Joan Vinyes, acompañados por Adrián Perez y Jordi Mercader, se pondrán a los mandos de los Swift Sport R+ con los que tendrán que defender el liderato en la categoría N5 frente a los participantes de la Copa N5 de RMC Motorsport. Además, se las verán con otra de las unidades fabricadas por ARVidal Racing como el Volkswagen Polo de Alberto Ordoñez.

La tercera unidad del equipo será el Suzuki Swift Sport que sirve de base para el desarrollo de la Copa Suzuki Swift 2019. El debut del nuevo modelo estará en manos de Gorka Antxustegi y Alberto Iglesias quienes tendrán como objetivo exprimir al máximo el coche, buscando sus límites en aras de afinar el desarrollo del coche que conformará la Copa Suzuki Swift próxima temporada.

El apartado de marcas será otra de las batallas en las que Suzuki se verá enfrascado este fin de semana. La firma de Juan López Frade se encuentra en la segunda posición del campeonato con un total de 247 puntos, contando con 28 de desventaja con unos Hyundai liderados por Iván Ares y por delante de Peugeot, Renault o Abarth.