El equipo de Brackley llega a Singapur con la intención de repetir el resultado obtenido en el pasado Gran Premio de Italia. El trazado urbano de Marina Bay, poco favorable para el W09, se convierte en un nuevo reto para los intereses de Lewis Hamilton de convertirse en Campeón del Mundo por quinta ocasión.

Lewis Hamilton durante un ‘pit stop’ en el pasado GP de Italia. Foto: Twitter @MercedesAMGF1

Así llegan los pilotos a Singapur:

Lewis Hamilton: el británico aterriza en Singapur tras firmar una de sus mejores rachas del año: cinco podios consecutivos (tres victorias y dos segundos puestos). En la última cita de la temporada, celebrada en Monza, logró el triunfo contra todo pronostico y para distanciarse aún más de Sebastian Vettel, su máximo competidor por la quinta corona mundial de la categoría reina del automovilismo. Tras el GP de Italia la diferencia entre ambos se establece en los 30 puntos. Hamilton busca así su cuarto triunfo en el asfalto de Marina Bay (ya lo consiguió en 2009, 2014 y 2017). De conseguirlo igualaría las victorias de Sebastian Vettel en este mismo escenario.

Valtteri Bottas: cinco puntos separan a Valtteri Bottas de su compatriota Kimi Räikkönen en la pelea por el tercer puesto de la clasificación general. Bottas, que pudo ser tercero en Italia, perdió algo de terreno respecto al de Ferrari, que toma ligera ventaja a falta de las últimas siete carreras para el final de temporada. El de Mercedes busca su primera victoria del año en un escenario en el que ya acabó en tercera posición en la edición del año pasado después de remontar desde la sexta plaza.

Así llega Mercedes a Singapur:

Los líderes de la clasificación por equipos buscan ampliar su buena racha en el circuito urbano de Marina Bay. Según las palabras de Toto Wolff, la de Marina Bay es una de las pistas “más complicadas” del año para Mercedes. Sin embargo, y después de lo visto en Monza, las posibilidades de los de Brackley son siempre altas, más aún si se cumplen las predicciones de lluvia para el sábado y el domingo. Tras el buen resultado obtenido en Italia, la diferencia entre “las flechas plateadas” y los de Maranello es de 25 puntos.

Expectativas del Gran Premio:

Toto Wolff (Director del equipo):

“Singapur tiene características con las que hemos luchado en el pasado. Las rectas cortas, las curvas lentas y cerradas y la superficie accidentada hacen del circuito urbano de Marina Bay una de las pistas más complicadas de la temporada para nosotros. En 2015, sufrimos allí una de las experiencias más dolorosas de los últimos años. El año pasado, empezamos la carrera desde la tercera fila, y volvimos a casa con una victoria y un tercer puesto. Sobre el papel, la pista debería favorecer a los Ferrari, pero la lucha por el campeonato está tan cerca que las predicciones son casi insignificantes. Una cosa que está garantizada en Singapur es un gran espectáculo; la pista bajo las luces se ve impresionante tanto para la audiencia de televisión como para los aficionados en las tribunas. Para los equipos, la carrera es una de las más exigentes, ya que las altas temperaturas y los altos niveles de humedad hacen que la vida en el garaje sea dura”.