Red Bull intentará luchar por la victoria este fin de semana en Singapur. La carrera nocturna puede ser la mejor oportunidad para Verstappen y Ricciardo en lo que queda de 2018.

Verstappen subiendo al RB14 en el GP de Italia | Foto: Red Bull

Así llegan los pilotos a Singapur

Daniel Ricciardo: puede que la carrera de Singapur sea la última oportunidad de Daniel Ricciardo para ganar con Red Bull. El australiano se irá la próxima temporada a Renault y, a corto plazo, tendrá difícil pelear por las victorias. Ricciardo ganó en China y Mónaco, y no ha vuelto a ganar desde entonces. Por lo que este fin de semana irá a por todas para intentar despedir la temporada con buen sabor de boca. Los tres últimos años ha quedado segundo, así que esta temporada tratará de dar el paso adelante que le falta. Lo necesitará si quiere recuperar la quinta posición en el Mundial. Tras el abandono en Italia, Max Verstappen le ha adelantado en el campeonato. La diferencia entre ambos es de solo 12 puntos, por lo que cualquiera de los dos puede salir quinto en la clasificación tras la carrera.

Max Verstappen: el holandés todavía no sabe lo que es subir al podio en Singapur. En sus tres participaciones aquí ha acabado dos en los puntos y tuvo que abandonar la temporada pasada tras un accidente con los dos Ferrari en la salida. En su corta trayectoria en la Fórmula 1, Verstappen todavía no sabe lo que es ganar en un trazado urbano. Este año  tratará de conseguirlo y convertirse así en uno de los jueces del campeonato. Todos los puntos que pueda restar a Sebastian Vettel favorecerán a un Lewis Hamilton que sufrirá este fin de semana. A Mercedes le cuesta adaptarse a este circuito, lo que puede ser una oportunidad para los pilotos de Red Bull. En el campeonato, Verstappen tendrá que defender la quinta posición que le arrebató a su compañero en Italia.

Así llega Red Bull a Singapur

Los austriacos llegan al Gran Premio de Singapur con la esperanza de poder batir a Ferrari y a Mercedes. Con el déficit de potencia de su motor Renault, los trazados urbanos son la mejor baza de Red Bull. En Mónaco ganó Daniel Ricciardo, victoria que esperan poder repetir en el circuito de Marina Bay. En el Mundial ya no tienen nada en juego, puesto que Mercedes y Ferrari están a 167 y 142 puntos, respectivamente. Por detrás, el resto de rivales, como Renault o Haas, ya no tienen posibilidades reales de alcanzar a Red Bull. De las siete carreras que quedan, la más favorable para Red Bull es esta. El resto de circuitos requieren una velocidad punta muy superior a la que puede ofrecerles la unidad de potencia de Renault, como ya se vio en Monza o Spa. Aunque pueden presentarse algunas oportunidades más para los austriacos, como sucedió la temporada pasada en México.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Red Bull (traducción propia)

Daniel Ricciardo

“He aprendido a amar el desafío que es Singapur. Para mí, el primer año que corrí allí, en 2011, fue una de las peores carreras en las que he participado. Físicamente era tan intenso que subestimé lo difícil que sería. No estaba bien después de esa carrera, me dio la sensación de que no quería volver a experimentar un coche de carreras, así que me prometí a mí mismo que siempre vendría a Singapur preparado. En cierto modo esto es algo de lo que me enorgullezco. Siempre llego allí sintiéndome realmente fuerte y bien preparado. Ahora me gusta mucho ese desafío y también me gusta el calor. De una manera extraña, el dolor se ha convertido en placer con el paso de los años. Como todo el mundo sabe, me encantan los circuitos urbanos. La sensación de conducir al límite, tan cerca de los muros, es algo de lo que no te puedes cansar. Es la carrera nocturna original y el horario siempre es bastante agitado, pero hay algo romántico en ir a la pista por la noche y luego a la cama a las cuatro o cinco de la mañana. Es un lugar donde he hecho buenas carreras y termino muy fuerte. He logrado cuatro podios y tres segundos puestos consecutivos, así que ya es hora de que gane la maldita carrera”.

Max Verstappen

“Creo que todo el equipo está deseando ir a Singapur, porque sabemos que tenemos una oportunidad real de conseguir un buen resultado allí. La carrera ha sido muy buena para nosotros en el pasado y creo que deberíamos ser capaces de luchar por un podio este año. Me gusta mucho pilotar allí. La pista tiene muchas curvas y es bastante bacheada, pero hace que sea aún más interesante encontrar una buena puesta a punto para el coche. La carrera nocturna y las altas temperaturas te ponen a prueba hasta el límite. Para mí Singapur es físicamente la carrera más dura de la temporada. Me he estado preparando durante bastante tiempo. Una carrera nocturna en general es un poco diferente con las luces, añade un aspecto extra que no tenemos en la mayoría de las carreras. El ambiente durante todo el fin de semana crea una gran expectación y es una forma perfecta de iniciar las carreras transoceánicas”.