Los organizadores del Rallye de MonteCarlo están pendientes de la posible presentación de un nuevo constructor para el Mundial de Rallyes de 2019. El Grupo VAG y Proton entre los favoritos para la categoría WRC y WRC 2.

La guía del Rallye de MonteCarlo publicada por L’Automobile Club de Monaco ha dejado la puerta abierta a la llegada de un nuevo fabricante para el Campeonato del Mundo de Rallyes, aunque sin especificar la categoría. Los organizadores de la mítica prueba aún no conocen la decisión final de dicha marca, de la que esperan tener noticias antes de que finalice el año, pudiéndose sumar así una nueva marca a los proyectos de Hyundai, Toyota, Ford, Citroën y Skoda tanto en WRC como en WRC 2, categoría que cuenta con modelos R5.

Con las cuatro marcas que actualmente cuentan con formaciones oficiales en la máxima categoría en los rallyes  prácticamente confirmadas para la próxima temporada, salvo cambios de última hora como ocurrió con Volkswagen hace dos años, el Mundial de Rallyes espera la posible llegada de una nueva marca. Mientras que en la segunda categoría son tres de las cuatro marcas las que cuentan con equipos oficiales o respaldados por la propia casa, a los que se suma también Skoda con los Fabia R5 que han dominado la categoría durante las últimas temporadas. Cinco fabricas a las que Christian Tornatore, Comisario General del Automobile Club de Mónaco, espera que se sume una más de cara a 2019 tal y como ha afirmado en la presentación de la guía oficial del Rallye de MonteCarlo:

“Un nuevo fabricante de automóviles podría hacer su aparición en el Campeonato Mundial, sabremos antes de fin de año”.

El Grupo VAG como posibles candidatos

Aunque por el momento parece complicado que alguna marca pueda competir en el apartado absoluto, ya que no se han filtrado pruebas de algún modelo nuevo en los últimos meses, aún hay una posibilidad. La única marca que cuenta con un modelo adaptado al reglamento implementado la pasada temporada, y que además ha sido probado, es el Polo GTi WRC con el que Volkswagen esperaba competir hasta que el Diesel-Gate mermó el presupuesto en competición de la marca.

De esta forma bien sea con un proyecto oficial o con una apuesta privada, como las opciones que se rumorearon a lo largo de 2017, la marca germana se postula como la mejor opción para adentrarse de nuevo en el certamen. Aunque existe una segunda opción como es el regreso de Skoda a la máxima categoría aprovechando el desarrollo del modelo de Volkswagen, dejando el camino libre en WRC 2 para el nuevo Polo GTi R5 que estrenarán en el RallyRACC de Cataluña.

Proton aun con su proyecto R5 en el aire

Otra de las opciones para esta presentación se encuentra en la categoría WRC 2, en la que Skoda, Hyundai, Ford y Citroën ya tienen equipos respaldados por las casas oficiales. Un apartado en el que Proton ha estado trabajando a lo largo de los últimos dos años junto al preparador británico Mellors Elliot Motorsport, que ha preparado la versión R5 del Iriz. La marca malaya aún no ha participado en ninguna prueba del Mundial pero si que ha debutado en Gran Bretaña, concretamente en un Rally de Cambrian que fue ganado por Oliver Mellors. Mientras que Mitsubishi es otra de las marcas que cuenta con un modelo R5, aunque aún no ha sido reconocido por la Federación Internacional de Automovilismo por la nula implicación de la compañía japonesa, y podría llevar al Mirage al Mundial.

Fuera de las dos principales categorías del Campeonato del Mundo de Rallyes, Opel también podría ser una de las opciones para esta llegada mencionada por el Automobile Club de Mónaco. La marca alemana cuenta actualmente con un programa dentro del Campeonato de Europa de Rallyes con dos unidades del Adam R2 compitiendo dentro de la Junior U27, dando así la opción de dar el salto al apartado internacional a los participantes en la copa organizada por la Federación de Automovilismo de Alemania. De esta forma el Grupo PSA contaría con equipos oficiales en WRC, WRC 2 y WRC 3, ya que se hicieron con la marca tras una millonario compra a General Motors.